Aunque algunos ramos del sector turístico de San Diego comienzan a recuperarse tras el impacto causado por el COVID-19, los sectores tradicionales como son los restaurantes, han comenzado a repuntar, indicó Ray Major, Economista de SANDAG. Fuente de la foto: San Diego County News Center.

SAN DIEGO.-  Tras el severo impacto sufrido a consecuencia de la pandemia de COVID-19, algunos negocios de sector turístico comienza a repuntar de nueva cuenta, no así  los viajes internacionales y de negocios y los que se dedica a las ventas al menudeo y mayoreo.

Lo anterior lo dio a conocer Ray Major, jefe de economistas de San Diego Association of Government (Asociación de Gobiernos del condado de San Diego, SANDAG), bajo el título de Regional Economic Update (Actualización Económica de la Región (San Diego).

El funcionario fue uno de los dos oradores principales en la 39 ava. Mesa Redonda Económica Anual), que se llevó a cabo en el Joan B. Kroc Institute for Peace en Justice (de UCSD) y organizada por Knauss School of Business(La escuela de Negocios Knauss), el periódico the San Diego Union Tribune, USD Knauss School of Business  y San Diego Workforce Partnership.

 Imagen frontal de un concurrido restaurante ubicado sobre la bahía de San Diego y el cual fuera autorizado por el Puerto de San Diego en el proyecto de remodelación de esa importante área del centro de la ciudad. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Aún en riesgo, en la actual post-pandemia

Major precisó que de 1 millón 660 mil de empleos contabilizados en 2022, siguen siendo precisamente los empleos del sector turismo tradicionales (restaurantes, hoteles, moteles, centros de diversión y entretenimiento) y las empresas minoristas y mayoristas, que representan el 26% del total en la ciudad y el condado de San Diego, los sectores más vulnerables y aún en recesión, debido -entre otros factores- al impacto que les ha dejado la pandemia.

Por el contrario, explicó, los empleos de los sectores militar, de innovación, de salud, gobierno, educación y el profesional, que compren al 74% de las fuentes de trabajo, son los sectores más resistentes a una condición de recesión económica como la causada por el coronavirus.

Una economía muy diversificada

Destacó en este sentido el jefe del equipo de economistas de SANDAG que una de las grandes ventajas que San Diego ofrece es contar con una economía muy diversificada.

Indicó el orador invitado al evento anual que la inflación o alza inmoderada de precios de bienes y servicios se ha ido gradualmente reduciendo, aunque aún persiste ( 6.7% en noviembre del año pasado), mientras que la inflación nacional registró en diciembre de 2022, 6.5%, y una tasa de desempleo de 3.3% (uno de los indicadores positivos).

Ambos porcentajes, sin embargo, son inferiores si se comparan con la primavera del año pasado en el que la tasa de inflación superó al 8% anual, la mayor en las últimas cuatro décadas.

Pero aún así, los altos precios han aumentado sustancialmente el costo de vida, aunado a las aumentos en las tasas de interés decretado por la Reserva Federal para combatir la inflación, aumentando el costo de los préstamos, generando una mayor deuda y como resultado, incertidumbre económica

Los altos precios de la vivienda,
uno de los mayores retos

Respecto al tema de vivienda, que consideró como uno de los mayores retos que enfrenta el gobierno de las ciudades del condado de San Diego, el panelista recordó que el pago mensual para poder adquirir  una vivienda en San Diego aumentó de un promedio de $ 2,700 mensuales que costaba en marzo de 2020 a $4,725 en diciembre de 2022; es decir, tuvo un aumento de 75% en los últimos 33 meses.

Ante ello, indicó, solamente el 16% de los jefes de familia de las ciudades del condado San Diego disponen de los ingresos requeridos para poder acceder a una vivienda., pues de marzo de 2020 a diciembre de 2022, el precio promedio de una vivienda aumentó de $559,000 a $770,000, o un 29%.

Mientras la tasa hipotecaria (de una vivienda) calculada para pagarse en 30 años, subió de 3.45% a 6.36% (un aumento de 2.91%), el ingreso mínimo  para poder calificar para poseer una propiedad subió de $108,000 que se requería en marzo de 2020 a $189,000 que se tenía que pagar apenas en diciembre del año pasado; lo que significó un incremento del 75% en solo 33 años.

Vale destacar que desde el principio de su participación, Ray Major anticipó que a diferencia de otras mesas redondas por el impacto que la inflación ha tenido sobre las personas, su planteamiento tiene un enfoque más humano.

La presencia de personas que viven y duermen en las calles de las ciudades del condado de San Diego, es una realidad que refleja los altos precios de la vivienda, que solo puede pagar un 16% de la población.  Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Mayor desempleo en afroamericanos y latinos

Por su parte, Daniel Enmark, Economista de the San Diego Workforce Partnership indicó que, conforme a la información recolectada por esta agencia en torno al empleo, coincide con Ray Major en que los sectores de turismo y de ventas (al menudeo y mayoreo) han sido los más afectados por la pandemia.

Sin embargo aportó nuevos datos señalando que los afroamericanos tienen mayor porcentaje de desempleo (con el 5.7%), seguidos por los hispanos (o latinos) con el 4.1% y los blancos no hispanos (angloamericanos), con el 3.0%, en ese orden.

Respecto al tema de vivienda no dudó Enmark en señalar que “San Diego es muy caro para vivir, pues solo el pago de renta es de alrededor de $1760 dólares mensuales, a lo que debiera agregarse el elevado costo del cuidado de niños, de alimentación, salud, transporte, costo de la tarjetas de crédito e impuestos, entre otros.

Ellatinoonline.com

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.