Legítimo reconocimiento: De izquierda a derecha en la gráfica, Linda Martínez, Carlos Muñoz, Fiscal Summer Stephan, Terry Miller y Juan Fierro. Foto-Cortesía: Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego.

Eran aproximadamente las 7:50 p.m. del 11 de octubre de 2015 cuando Juan Carlos Muñoz Jr, de 18 años de edad y un amigo, fueron súbitamente obligados a detenerse en el vehículo en el que viajaban en la cuadra 1600 de Prospect Street, de la ciudad de National City.

De acuerdo a la reseña de los hechos reportada por Crime Stoppers del Condado de San Diego, un Nissan Altima “se detuvo junto a ellos. El pasajero delantero salió de su vehículo y se acercó a Juan Carlos Muñoz, quien era el conductor”.

“El sopechoso le preguntó a Muñoz y a su amigo de dónde eran”, continúa la narración. “El sospechoso disparo cinco rondas de una pistola (desde) el vehículo. Cuatro (balas) alcanzaron a Muñoz en su hombro izquierdo y una golpeó al joven de 17 años en el muslo izquierdo”.

“El sopechoso huyó en el vehículo hacia el este en E. 16th Street. Muñoz sucumbió a sus heridas. La lesión de su amigo no puso en peligro su vida”.

Tuvieron que pasar, sin embargo, 3 años para que los sospechosos: Roger Francisco Hernández y Luis Karam fueran arrestados y sentenciados por el crimen de Juan Carlos.

El primero, a 57 años a cadena perpetua y el segundo a 30 años de prisión.

Hasta ahí la descripción de los hechos que siguen dejando una amarga lección del daño que causan las pandillas en las comunidades del condado de San Diego.

Eco sobre el terror
generado por las pandillas

Y este eco de los padres de familia sobre el terror generado por las pandillas fue dejado muy claro por la madre del joven asesinado, Elizabeth Muñoz quien declaró a un noticiero de televisión local 7 años más tarde:

“Como padre de un hijo asesinado, nosotros preguntamos, imploramos, demandamos que tengamos paz en nuestras calles, que pongamos fin a la violencia. La violencia que en nuestros barrios”.

A 8 años del homicidio, no obstante, Elizabeth y su esposo,  Carlos Muñoz, fueron reconocidos por su labor desarrollada en favor de la comunidad al crear la organización Jrs. Trauma Care Initiative.org, desde la cual, a través de su página han auxiliado con orientación y concientización a niños, jóvenes y adultos sobre el riesgo que representan las pandillas, las drogas y la violencia en las comunidades.

Los otros (as) tres premiados (as)

Junto a Elizabeth y Carlos, la Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego reconoció a otras tres personas con el premio “Citizens of Courages” (Ciudadanos Valientes) que se llevó a cabo en su 33 edición, como son Linda Martínez, Juan Fierro y Terry Miller.

Linda brindó auxilio a un hombre que recibió un disparó fuera de su casa, proporcionándole atención médica, acción con la que le salvó la vida; además de haber llamado a la policía.

Juan Fierro, por su parte, después de presenciar como un conductor atropellaba a otro hombre y se daba a la fuga, lo persiguió hasta la casa del agresor y dio aviso a la policía, confirmándose tras el arresto que el mismo conducía bajo el influjo del alcohol. La víctima, tras el percance,          quedaría en silla de ruedas.

Y no fue muy diferente el caso de Terry Miller, una ex conductora de un autobús de North County, quien se dio cuenta que un pasajero hostigaba a una niña quien viajaba en la unidad. Con prudencia esperó a que la adolescente bajara del camion y le preguntó si el sujeto habría querido sobrepasarse con la menor, a lo que le confirmó que sí, terminando en arresto del agresor.

“Todos estos individuos mostraron coraje frente a circunstancias peligrosas y difíciles y al honrarlos, también destacamos a las muchas valientes víctimas de delitos a las que nuestra oficina sirve cada año en la búsqueda de justicia”, dijo la Fiscal de Distrito del Condado de San Diego, Summer Stephan.

Ellatinoonline.com