Servicios El Latino

editor@ellatino

SAN DIEGO.- Laura Castello es una inocente niña latina de tan sólo 7 años de edad, que resultó herida en un tiroteo entre grupo de pandilleros.

La pequeña, por fortuna, no tiene en riesgo su vida, pero este incidente pone de manifiesto que las pandillas han elevado los niveles delictivos en el Condado de San Diego.

La balacera entre dos adolescentes miembros de una pandilla tuvo lugar a la 1.50 del día del sábado 9 de julio, y además de Laura –quien fue llevada al en Rady’s Children Hospital para ser atendida por el balazo recibido en la pierna, resultó lesionado Martin Barnett, de 21 años de edad.

La balacera ocurrió en Roswell Street cerca de la calle 56, en la comunidad de Emerald Hills, de acuerdo con el reporte del Departamento de Policía de San Diego.

El teniente de la corporación local, Bill Stetson, dijo que la pequeña Laura jugaba en un patio cercano, y estaba ajena por completo a lo que ocurría en la balacera.

Testigos dijeron que Martin Barnett, por su parte, se encontraba parado al otro lado de la calle (Roswell), y fue alcanzado por ambos disparos en el brazo.

Tanto Laurita como Martin fueron atendidos en hospitales locales y se espera su pronta recuperación, pues por fortuna fueron heridas que no pusieron en peligros sus vidas.

Arrestan a dos sopechosos

Por otra parte, la policía de San Diego confirmó el arresto el domingo 10 de julio, de Anthony Pen, de 18 años de edad y un menor (juvenil) de 16, relacionados con la balacera donde fueron heridos la niña y el joven de 21 años.

El departamento de policía informó que ambos sospechosos tendrán que responder a las acusaciones de intento de asesinato, asalto con arma mortal, así como de participación en actos de pandillas callejeras.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.