El consumo de tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón en los Estados Unidos. La mejor manera de prevenir el cáncer de pulmón es no comenzar a fumar o si fuma, dejar de hacerlo. Es importante evitar que los adolescentes comiencen a fumar.

En el 2009, 46.3% de los estudiantes de secundaria superior dijeron que al menos habían probado el cigarrillo. Uno de cada cinco fumaba.

Explíquele a su hijo por qué usted no quiere que fume.

Humo secundario del cigarrillo. El humo del cigarrillo que fuman otras personas (humo secundario) también causa cáncer de pulmón. No hay un nivel de humo secundario del cigarrillo que no represente peligro para los no fumadores. No exponga a su hijo al humo secundario del tabaco.