TIJUANA.- El nombre del congresista californiano Gary Miller, salió a relucir al aclararse un plagio de tres niños estadounidenses, que resultaron ser nietos del legislador.

De la privación illegal de la libertad se responsabilizó a la madre de los menores, de nombre Jennifer A. López, quien fue arrestada, junto a otro hombre, en Tijuana, en un operativo en el que participaron agentes de Baja California y California.

De acuerdo con los agentes, la localización de los menores se llevó a cabo gracias a la colaboración e intercambio de datos entre autoridades del Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Policía Municipal de Tijuana, la Policía Estatal Preventiva y el Instituto Nacional de Inmigración.