Las lacas de uñas no solo han evolucionado en el color, sino que en sus fórmulas incluyen ingredientes de larga duración, que aguantan inalterables antes rozaduras y golpes.