Servicios El Latino

editor@ellatino.net

WASHINGTON, D.C.- Las autoridades estadounidenses anunciaron una serie de medidas para facilitar la residencia permanente a inversionistas extranjeros que contribuyan a la creación de trabajos y nuevas empresas, e inversiones en áreas con alto nivel de desempleo.

Tanto en un comunicado conjunto como en una conferencia telefónica, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el director de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), Alejandro Mayorkas, indicaron que las medidas ayudarán a estimular el crecimiento económico en Estados Unidos.

“Estados Unidos debe continuar atrayendo a los mejores y más brillantes trabajadores de todo el mundo para que inviertan sus talentos, habilidades e ideas en el crecimiento de nuestra economía y en la creación de empleos” en este país, dijo Napolitano.

Para Napolitano, las medidas anunciadas ayudarán a que el país desarrolle “plenamente” el potencial de sus leyes de inmigración, que buscan incentivar la inversión extranjera.

En ese sentido, Mayorkas explicó que “los objetivos de estos cambios son que más empresarios puedan venir a Estados Unidos y que el proceso de solicitud de los visados sea más rápido y eficiente”.

Así, el Gobierno de Washington ha puesto en marcha cambios para simplificar y agilizar los trámites de las visas EB-5, para los inversionistas extranjeros; EB-2, para inmigrantes con posgrado o altas destrezas laborales en ciencias, artes y negocios, y H1-B, para extranjeros contratados por empresas estadounidenses en áreas como ciencias, ingeniería y computación.

El paquete de medidas no requiere la aprobación del Congreso, ya que no implica cambios en las leyes de inmigración.

En lo que respecta al programa de visas EB-5, creado en 1990, las autoridades han modificado el proceso de revisión de las solicitudes, y la idea es ponerlo en práctica en un plazo de 30 días.

Las visas EB-5 facilitan la residencia permanente para inversionistas extranjeros y sus familias siempre y cuando éstos inviertan al menos 500.000 dólares en un proyecto empresarial en Estados Unidos. que genere al menos diez puestos de trabajo.

Para el pasado 30 de junio, el programa logró atraer más de 1.500 millones de dólares en inversiones de capital, y contribuyó a la creación de al menos 34.000 empleos en el último año, según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Según USCIS, la gran novedad en el programa de visas EB-2 es que los extranjeros podrán solicitarla aún si no tienen una oferta de trabajo -como es el requisito en la mayoría de los casos- si demuestran que sus proyectos empresariales son del “interés nacional”.

Las autoridades también han clarificado los requisitos para las visas H-1B, de tal manera que un empresario, como único dueño de la empresa, puede solicitarla si su empleado ha sido autorizado o no, por la junta directiva o por los accionistas de la empresa que se trate.USCIS indicó que se busca aprovechar el potencial disponible.