Aunque no tardó en hacer la competencia a su rival Toyota al poner a la venta un vehículo híbrido poco más de un año después que saliese el Prius I, Honda jamás ha logrado el reconocimiento como poseedor de esta tecnología. Motor gasolina y motor eléctrico, mezclado, no agitado. Esta es la combinación que define al Honda Insight.

La cantidad de modelos híbridos existentes en nuestro mercado crece cada día, y no nos olvidaremos que el Insight que fue uno de los primeros en utilizar esta tecnología que combina un motor eléctrico con uno de gasolina. Detrás de su diseño futurista hay una tecnología para disminuir el consumo, las emisiones y aumentar su autonomía. Algo que se destaca en su andar es el bajo consumo en ciudad y por el cambio en el modo deportivo secuencial.

Sin duda alguna destaca por su forma aerodinámica. El Insight tiene una imagen peculiar, rompe esquemas. Esta línea parece estar enfocada a ser un diseño adelantado a nuestros tiempos, parece del futuro. Tiene un tipo afilado y agresivo. Los faros delanteros son la parte que captan la primera atención, parecen querer delatar sus entrañas híbridas, con un fino color azul en el fondo de sus intermitentes. Sus líneas son estilizadas a lo largo de la carrocería, hasta llegar a su parte trasera donde rompen en recto, partiendo el cristal trasero en dos partes, una solución muy poco acertada para la visibilidad y en días calurosos para los pasajeros de atrás.

El interior es másfashion que el exterior. No hace falta ver demasiado para captar el diseño ya visto en el Civic, con dos niveles de pantallas para informar al conductor, y un puesto de conducción donde todo, menos la radio, está al alcance de la mano. El volante tiene excesivo número de botones, parece una nave espacial, desde el podemos gestionar la radio, el control de crucero, el teléfono, el GPS, esta todo ahí.

En su parte alta tiene el velocímetro digital y en la baja el cuenta revoluciones, un indicador de carga de la batería, indicador de combustible y una pequeña pantalla LCD que nos indicará en todo momento aspectos como el consumo, la autonomía o más llamativamente, de donde se está sacando la energía necesaria para mover el carro en este momento (motor de combustión, motor eléctrico o ambos). En la parte izquierda del cuadro de esferas vemos el botón “ECON”, que activa o desactiva el sistema Start& stop (apagado del motor de combustión para ahorro de combustible y disminución de emisiones).

Los asientos son confortables, y en las plazas delanteras espacio no te va a faltar. Además se encuentra fácilmente una posición de conducción muy agradable, con un volante de excelente tacto y factura, que se puede regular en altura y profundidad. Todas las partes cercanas al volante transmiten modernidad y buen diseño. Los materiales tienen todo tipo de calidades, desde cuero o plásticos de buena calidad, hasta otros que no lo son tanto en la parte del copiloto o puertas.

La posición de conducción es cómoda, tanto en altura como en espacio lateral, todos los mandos y sistemas (climatización y navegación) son accesibles fácilmente. Está homologado para 5 personas, aunque sus plazas traseras ofrecen baja altura debido al diseño de la carrocería.

No es un carro full hybrid, es decir, es necesario que el motor de gasolina esté funcionando cuando estamos moviéndonos. El motor de combustión es la única forma de cargar las baterías.

El mencionado botón “ECON”, hace más permisivo o menos el sistema Start& Stop, este sistema apaga el motor de gasolina cuando detenemos completamente el carro. Una parte mejorable de su funcionamiento es que el motor se vuelve a arrancar siempre tras la misma fracción de tiempo, independientemente de que quieras seguir circulando o aún quieras estar parado.

En marcha, el velocímetro digital cambia de tonalidad, si se ilumina en verde nos indica que estamos conduciendo de forma ecológica, conforme vamos acelerando más bruscamente el color cambia a azul, lo que indica un mayor consumo y mayores emisiones. Cuando la necesidad de potencia es muy pequeña, circulando en la ciudad a menos de 35 mph, veremos que el carro obtiene la energía exclusivamente del sistema eléctrico.

El Insight cuenta con un motor 1.3 i-VTEC con tecnología IMA que tiene una potencia total de 98 HP ( 88 HP del motor gasolina y 14 HP del eléctrico), todo ello tirado por una caja automática de 7 velocidades con transmisión variable continua (CVT) con levas en el volante. En la ciudad, esta combinación de caja y motor hace que sea muy silencioso, cómodo y eficiente en el ahorro de combustible.

Su caja de cambios CVT de 7 velocidades es una verdadera maravilla, los cambios de marcha son impredecibles. Para lograr esto, las cajas CVT mantienen constante el régimen de giro de revoluciones en el momento de subir o bajar marcha, si no nos fijamos en la aguja, sinceramente, no sabemos que ha cambiado marcha. Si aceleramos a fondo, la aguja de las rpm se mantendrá siempre rozando la zona de corte. Con esto se consigue un mejor rendimiento y una disminución del consumo.

Con el lanzamiento del Insight, la firma japonesa parece estar en el buen cambio, tanto por precio como por prestaciones. Una excelente opción para ahorrar combustible y viajar comodo sin mucho ruido del motor.

Consumo: 40 mpg-ciudad / 43 mpg–carretera

Precio: desde US$18.200