Servicios El Latino

editor@ellatino.net

MONTEBELLO, CA.- Un nuevo caso de corrupción en el manejo de las finanzas fue detectado por la Oficina de la Contraloría de California, en una investigación encabezada por su titular John Chiang.

Primero fue la ciudad de Bells Garden, donde se detectó abusos en el cobro de sueldos estratosféricos, ahora fue la ciudad de Montebello, donde se observaron malos manejos en los recursos.

Concretamente Chiang menciona malos manejos administrativos y actos de corrupción que se dieron en cinco años (en el periodo comprendido del 2005 al 2010).

Entre estos eventos se menciona: comidas no autorizadas del Administrador de la Ciudad, en Las Vegas, Nevada, productos promocionales incluidos cuadernos, plumas, botellas de agua, camisas ‘polo’ y cuotas de registro para eventos de golf, al que acudieron, según la Contraloría, regidores de Montebello.

También se encontraron irregularidades, dijo, en dos auditorías en la que se reveló anomalías en los gastos de fondos para gasolina, y en la agencia de redesarrollo de la ciudad.

Las auditorías encontraron gastos cuestionables cercanos a los $31 millones de dólares, relativos a solicitud de préstamos y transferencia de fondos no autorizados, indicó Chiang.

“En los gastos de desarrollo de empleo local, reparaciones de calles, y escuelas, Montebello ha utilizado fondos legalmente restringidos para cubrir sus necesidades presupuestales y pasivos”, dijo el funcionario estatal.

“Todo indica que el gobierno de la Ciudad de Montebello movió dinero a discreción, sin cumplimiento a la ley afectando a los contribuyentes”, consideró John Chiang.

Indicó por último que continuará con este tipo de auditorías sorpresivas pues la administración del dinero y los bienes públicos es una responsabilidad que se debe manejar con honestidad, ética y considerando que son recursos públicos, y por lo tanto de los contribuyentes.