El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, si dirijio a los estudiantes de una secundaria en Washington que el país necesita su “energía” ante los desafíos actuales para salir adelante, según el discurso adelantado hoy por la Casa Blanca.

Estados Unidos “necesita su pasión, sus ideas y su energía en este momento”, remarcaro Obama a los alumnos de la escuela secundaria Benjamin Banneker de Washington.

Además, el presidente anima a los adolescentes a “trabajar duro” y a estar “comprometidos” con el mundo que les rodea, porque ambas son cualidades que les llevarán a “buscar la manera de usar el sol y el viento para abastecer a una ciudad” o a “escribir la próxima gran novela americana”.

Obama también dio hincapié en su discurso en que Estados Unidos, que solía tener la mayor proporción mundial de jóvenes licenciados universitarios, ahora está en el puesto número 16 y necesita a las nuevas generaciones “para volver a la cima”.

Obama ya recordó que los estudiantes estadounidenses van a la zaga de sus pares en otras partes del mundo en matemáticas, ciencias y lectura, y que hasta una cuarta parte de los alumnos no termina la secundaria.

En su discurso, Obama les conto “pequeños secretos” a los alumnos de la Benjamin Banneker. “No siempre fui el mejor estudiante. No me gustaban todas las clases que tenía”, admitirá. “Pero si dejé de prestar atención porque la clase sonaba aburrida, quizá me perdí algo que me hubiera gustado o que me seguiría siendo útil hoy”, añadirá después.

Obama anunció la semana pasada la flexibilización de la reforma educativa promulgada por su antecesor, George W. Bush, que exigía a las escuelas una mayor rendición de cuentas por el aprendizaje de los estudiantes. Así, los gobiernos estatales tendrán más flexibilidad para cumplir con las normas educativas y poder elaborar “formas innovadoras para enseñar a los niños las destrezas que necesitan para competir por trabajos en el futuro”, dijo entonces el presidente. (EFE)