America Barcelo

Especial para El Latino

ESCONDIDO- Kevin Bravo es un brillante estudiante de la secundaria Bear Valley Middle School en Escondido, a sus 12 años, ya ha obtenido importantes reconocimientos escolares, entre ellos el Certificado de Logros Académicos firmado por el presidente Obama por sus altas calificaciones.

Actualmente, participa en clases avanzadas que le permiten prepararse para el futuro, y pudo gozar de vacaciones pagadas por una familia mentora que le pago un viaje al país.

El joven adolescente ha estado en el programa de estudiantes con habilidades educativas GATE desde segundo año, y ahora tiene materias avanzadas del programa AVID que le ayudaran a prepararse para la preparatoria, y luego para ir a la universidad.

“Quiero seguir aprendiendo y preparándome para cuando sea grande tener una carrera, por ahora estoy enfocado en tener buenas calificaciones para volver a viajar en el verano”, dijo el joven.

Kevin es estudiante de séptimo grado, pero desde que tiene uso de razón ha vivido en salones de clases aprendiendo debido a que a los 18 meses entró a la guardería del Centro Comunitario de Desarrollo Infantil de Escondido (ECCDC), en donde recibió educación preescolar, la cual es la base de sus éxitos académicos.

“Mi hijo aprendió mucho los cinco primeros años de su vida, cuando llegó al kinder tenía un nivel avanzado, toda la primaria las maestras lo mantuvieron en niveles altos, y esto se lo debemos a las bases del ECCDC, estoy muy agradecida por el apoyo que brinda este centro a familias como nosotros”, dijo Olivia Gijón, actual trabajadora de cocina de ECCDC.

Miles de familias trabajadoras y de bajos recursos han sido beneficiadas de los programas de cuidado de niños y guardería preescolar que ofrece ECCDC, sin embargo este apoyo ha disminuido por los recortes del presupuesto estatal.

“Estamos sufriendo la crisis financiera, la ciudad y el estado nos recortaron 575 mil dólares, por lo que este año tuvimos que cerrar clases y rechazar a 43 nuevos estudiantes”, explicó Patricia Cavanaugh, directora ejecutiva de ECCDC.

Con la esperanza de contar con el apoyo de la comunidad y sobre todo de la iniciativa privada el Centro Infantil abrió sus puertas la semana pasada para demostrar a padres de familia, vecinos, líderes comunitarios y empresariales las destrezas de sus jóvenes estudiantes.

Con un alegre convivio, una cena donada por diversos negocios de Escondido y del Norte del Condado los pequeños alumnos de preescolar demostrar lo que han aprendido.

Los menores cantaron, recitaron, y sus trabajos manuales fueron exhibidos y subastados como parte de la recaudación de fondos para ECCDC.

La directora recordó que la base del éxito académico es la educación temprana, y pidió la colaboración de asistentes para obtener fondos.

“Tenemos un reto hecho por un donante anónimo que dará un dólar por cada dólar que juntemos, tenemos que reunir 100 mil dólares, para obtener 200 mil”, comentó directora.

La meta para juntar estos fondos es hasta el 31 de marzo, el personal y padres de familia estarán trabajando en llevar a cabo diversas actividades que les ayuden a llegar a su meta.

“Kevin es brillante estamos orgullosos de sus éxitos queremos más historias como él, por ello queremos ayudar a las familias de bajos recursos que necesitan apoyo para ir a trabajar”, puntualizó Cavanaugh.