Un reciente estudio de la industria de los seguros concluyó que las muertes de ocupantes de grandes vehículos utilitarios deportivos (SUVs) y camiones ligeros (pick-ups), involucrados en accidentes se redujeron en 64%, comparadas con las cifras registradas en el año 2000. El IIHS dio a conocer que la mejora en las cifras es el resultado de mejores diseños de esos vehículos, particularmente relacionados con la decisión de los fabricantes de alinear la altura de los parachoques de los vehículos más grandes con los de otros autos, y más dispositivos de seguridad, tales como bolsas inflables en autos más pequeños. El Instituto de las Aseguradoras para la Seguridad en las Autopistas anunció el 28 de septiembre que la tasa de mortalidad para pasajeros de automóviles y minivans como resultado de accidentes cayó de 44 muertes por cada millón de habitantes en el 2000 y el 2001, a 16 por millón en el 2008 y el 2009. Joe Nolan, director administrativo del grupo y co-autor del estudio dijo en una declaración que los nuevos diseños han marcado una enorme diferencia en las carreteras. Autoproyecto.com