SAN DIEGO.- Santos Torres es un padre de familia que ha sido amenazado por Bank of America de que será desalojado de su domicilio.

La ejecución bancaria fue ordenada por el banco en 2010, pero Santos, padre de una niña, y su esposa están decididos a no permitir “que nos saquen”.

El joven fue uno entre varios manifestantes que se expresaron en contra de ‘los forclosures’ en el Centro Cívico de San Diego.

En entrevista con El Latino dijo que el proceder del banco lo considera “una verdadera injusticia”, ya que no fue debidamente notificado y sin consultarlo, los ejecutivos del mismo le han afirmado que lo pondrán a la venta en el mercado opcional o ‘al mejor postor’.

“Hemos solicitado información y todo nos lo han negado. No nos llegan estados de cuenta y cuando nos comunicamos con los empleados del banco, simplemente no nos responden”, dijo.

Por su parte, David Lagstein, líder de organización de la Alianza de Californianos para el Empoderamiento de la Comunidad (Allience of Californians for Community Empowerment), adelantó que esta expresiónn “es una ocupación” con la manifiestan su rechazo a la postura de la banca.

Adelantó que se continuarán expresando públicamente, como lo harán en una nueva reunión prevista para llevarse a cabo este domingo 11 de diciembre.

Por su parte, john Keanny, otro de los manifestantes, recordó que ante el Concilio de la ciudad de San Diego ha sido presentado una propuesta de moratoria a las ejecuciones hipotecarias, un asunto que está pendiente de resolverse por parte de los regidores.