El ala cerrada Rob Gronkowski sigue sin poder entrenar con los Patrios de Nueva Inglaterra para preparar el partido del XLVI Super Bowl debido al esguince que sufre en la parte alta del tobillo derecho.

Según Gordy Gronkowski, padre del jugador de los Patriots, en declaraciones al canal WIVB-TV, de New York, su hijo tiene un esguince en la parte alta del tobillo derecho, pero destacó que estará listo para el partido.

Gronkowski se lesionó en el tercer cuarto del partido que los Patriots ganaron por 23-20 el pasado domingo a los Ravens de Baltimore en duelo del Campeonato de la Conferencia Americana (AFC).

Gronkowski tuvo que abandonar el campo del Gillette Stadium, pero regresó al partido cerca de cinco minutos antes que finalizara y reiteró en la rueda de prensa posterior que sentía algo de dolor en el tobillo lesionado, pero estaba «bien».

Sin embargo, Gronkowski no ha podido entrenar en los dos últimos días y se le ha visto con una bota protectora en el pie del tobillo lesionado.

Por su parte, el entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, dijo que no quería anticipar lo que sucederá dentro de 10 días, pero que su deseo es que Gronkowski pueda estar recuperado y listo para el partido.

El jueves fue la primera sesión de entrenamiento para los Patriots para el próximo Super Bowl, y hoy completaron la segunda, también sin Gronkowski, jugador muy importante para su equipo ya que ha sido uno de los hombres claves en el ataque durante toda la temporada regular.

Gronkowski, de 22 años, segundo como profesional con el equipo de Nueva Inglaterra, consiguió 90 recepciones para 1.327 yardas y 17 anotaciones, un récord para un ala cerrada en una sola temporada, además de tener un gran entendimiento con el mariscal de campo estelar de los Patriots, Tom Brady.

De hecho, se convirtió en el objetivo favorito de Brady en el esquema ofensivo de los Patriots y cuando se le preguntó si creía que Gronkowski podría estar listo para el Super Bowl, el mariscal reconoció que no podría hacer ninguna predicción, pero su presencia sería muy importante.

«No tengo idea. No estoy seguro. Creo que todos tenemos que luchar con golpes y moretones en esta época del año», sentenció Brady. «Es el Super Bowl y todos estamos tratando de estar ahí y estar saludables. Es difícil perderse este partido. Trabajas todo el año para tener la oportunidad de jugarlo, todos haremos el máximo esfuerzo para estar listos».