“Los problemas intestinales se siguen viviendo como una experiencia vergonzosa, lo que impide a muchos afrontarlos y resolverlos adecuadamente”, según José Alonso, representante ante el Foro de la Salud Intestinal.

Para prevenir y controlar el estreñimiento, según el doctor Manuel Valenzuela, que preside la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), “es importante ingerir de 25 a 30 gramos diarios de fibra, especialmente salvado de trigo.

La fisioterapeuta Marta Sancho ha señalado que la práctica de la gimnasia Pilates también tiene un “gran beneficio” para el estreñimiento, “porque facilita los movimientos y favorece el tránsito intestinal”.

El estreñimiento, que se calcula que afecta a casi una de cada cinco personas, representa el 20 por ciento de las consultas de aparato digestivo en los servicios de Atención Primaria, según datos de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD).

No obstante, hablar de salud intestinal sigue siendo un tabú para muchas personas, quienes no han tomado conciencia de que la pesadez y dificultad evacuatorias pueden prevenirse y tratarse con mucha eficacia, y padecen ese trastorno sin necesidad.

“Los problemas intestinales se siguen viviendo como una experiencia vergonzosa, lo que impide a muchos afrontarlos y consecuentemente resolverlos adecuadamente”, según la licenciada en farmacia José Alonso Osorio, representante española ante el Foro de la Salud Intestinal, un panel de expertos independientes de ámbito internacional.

De acuerdo a esta farmacéutica, que presentó el estudio, “los afectados por el estreñimiento tienen grandes dificultades para hablar con su médico o farmacéutico de cuestiones relacionadas con la salud intestinal, especialmente los hombres, que no le dan la suficiente importancia ni hablan de ello hasta que se ha convertido en un problema de salud algo más grave”.

Según la ‘Guía para Prevenir y Tratar el Estreñimiento’, editada por FEAD y que puede descargarse desde la web: www.saludigestivo.es’, “se habla de estreñimiento cuando hay menos de tres deposiciones semanales, con heces escasas, duras y secas, asociadas a una falta de deseo o necesidad de defecar.

Objetivo: 25 a 30 gramos diarios de fibra

“Este problema, que afecta principalmente a la población femenina, y puede llegar a ser grave y afectar a la calidad de vida de quien lo sufre, se puede prevenir y controlar con una alimentación “adecuada” y “saludable” que incluya fibra, verduras y fruta, ha señalado uno de los autores de la GuÌa, el doctor Miguel Bixquert, jefe de Medicina Digestiva del Hospital Arnau de Vilanova (Valencia, España).

En la publicación de FEAD, presentada durante el Día Mundial de la Salud Digestiva, se recomienda beber suficiente agua, hacer ejercicio físico, acudir a la llamada del deseo de ir al baño y evitar la toma de medicamentos que causan estreñimiento.

Para prevenir y controlar el estreñimiento, según el doctor Manuel Valenzuela, presidente de FEAD, “es importante aumentar el consumo de fibra, hasta ingerir los 25-30 gramos diarios, especialmente aquella que puede beneficiar el tránsito intestinal, como la del salvado de trigo.

Por su parte, la fisioterapeuta Marta Sancho ha señalado que la práctica de la gimnasia Pilates también tiene un “gran beneficio” para el estreñimiento, “porque facilita los movimientos peristáticos del intestino y favorece el tránsito intestinal”.

Según la doctora Marta Aranzadi, médico experta en nutrición (www.martaaranzadi.com), para prevenir y combatir el estreñimiento hay que incluir en la dieta alimentos que obliguen a segregar a la vesícula biliar, como frutas, verduras, legumbres y alimentos integrales.

Según la experta también es importante consumir suficiente fibra vegetal, “presente en el apio, el arroz completo, la levadura de cerveza, el germen de trigo y el kiwi, además de recibir un buen aporte de agua a través de las bebidas o alimentos ricos en humedad.

Por Eugenio Frater.