(4 porciones)

Generalmente es un pan de forma redonda con tiras de masa blanca encima, las cuales representan huesos. El pan de muerto está hecho con leche, margarina o mantequilla, levadura, harina y huevo.

Ingredientes:

• ¼ taza de leche

• ¼ taza (media barra) de margarina o mantequilla, cortada en 8 pedazos

• ¼ taza de azúcar

• ½ cucharadita de sal

• 1 paquete de levadura en polvo

• ¼ taza de agua tibia

• 2 huevos

• 3 tazas de harina común

• ½ cucharadita de semillas de anís

Preparación:

• Derrita la mantequilla (o margarina) en el horno de microondas. Una vez derretida, agregue la leche, el azúcar y la sal.

• En otro recipiente, mezcle la levadura con agua tibia hasta que se disuelva, aproximadamente 5 minutos.

• Separe las yemas de las claras de huevo. Agregue las yemas a la mezcla de levadura y guarde las claras para usarlas después. En una batidora amasadora, combine la harina con la mezcla de azúcar y la levadura. Amase durante varios minutos hasta que la masa esté totalmente incorporada y se desprenda del tazón.

• Con las manos, forme una bola, vuelva a colocarla en el tazón y cubra con una envoltura plástica. Deje reposar en un lugar tibio hasta que duplique su tamano. Separe la masa en tres pedazos grandes y un pedazo más pequeño. Forme tres bolas con los pedazos grandes y colóquelos en una charola cubierta con papel encerado. Con el pedazo más pequeño, haga 6 rollos que parezcan huesos. Coloque dos huesos (en forma de cruz) sobre cada bola de masa.

• Barnice el pan con la clara de huevo que guardó y espolvoree con las semillas de anís. Cubra la masa con la envoltura plástica, sin apretarla, y deje reposar en un lugar tibio durante otros 45 minutos.

• Precaliente el horno a 395F. Luego, hornee durante 20-25 minutos hasta que adquieran un color dorado. Deje enfriar.