SAN DIEGO.- Grupos de activistas se manifestaran este mediodía para expresar su respaldo a una reforma migratoria. Durante el evento estuvieron presentes el regidor David Álvarez y el alcalde Bob Filner.

La expresión tuvo lugar en la explanada oeste del edificio de la Administración del Condado, y ahí Rosa López recordó la persecución de que han sido objeto las trabajadoras domésticas como ella, debido a su situación migratoria.

Alejandra Ramos, del Departamento de Derechos Humanos de Escondido, recordó que esta comunidad del norte del condado de San Diego ha sido víctima frecuente de persecusión y abusos, los cuales –dijo- se encuentra documentados.

Por su parte, Pedro Ríos, director de American Friends Service Committee (Comité de Amigos Americanos de San Diego), recordó que “el año

pasado, la elección presidencial demostró el significante rol que los Latinos y la población inmigrante jugó en la reelección del presidente Obama”.

Agregó que como resultado de ello, “hay un renovado interés en la Casa Blanca y en el Congreso por tomar una acción legislativa que arregle nuestro quebrado sistema de inmigración”.

Y precisó que los puntos centrales de su propuesta es que “se abogue por un proceso de inmigración que mantenga los valores, y la justicia, y conserve la unidad familiar, al tiempo que proporcione un camino hacia la ciudadanía”.

Asimismo “que abogue por el sentido común para asegurar una mejor frontera y mejore las oportunidades de las personas al emigrar a Estados Unidos”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com