SAN DIEGO.- Al menos dos pastores del Condado de San Diego fueron a Washington, DC para expresar su postura ante la Proposición 8, una iniciativa aprobada en 2008, que prohíbe el matrimonio en California de personas del mismo sexo.

El debate recién se ha iniciado sobre el tema y el punto crucial para los opositores a la proposición es eliminar su sentido, pues afirma que el matrimonio legalmente aceptado sólo es el que se da entre un hombre y una mujer.

No obstante, la Suprema Corte de la Nación estudiará ahora la posibilidad de revocar la Proposición 8, y entre los elementos determinantes destacan la Defensa Federal de 1996 de la Ley de Matrimonio, y la cuestión de si la ley federal viola o no la cláusula de igual protección de la Constitución, al negar a las parejas homosexuales los mismos beneficios que si otorga a las heterosexuales.

La revisión de la Suprema Corte viene luego de que el Tribunal 9no. del Circuito de Apelaciones hubiera resuelto anular la Proposición 8.

Activistas defensores de los derechos de la comunidad gay y lésbica argumentan que la discriminación hacia esos grupos se evidencia en las fuerzas armadas donde se dan mejores sueldos a los matrimonios heterosexuales, lo que también ocurre, sostienen, cuando buscan acceder a la base de datos de vivienda, salud y de apoyo a sobrevivientes de Guerra.

Los religiosos se encuentran divididos en cuanto al tema:

Así, mientras el Pastor Jim Garlow, de la Iglesia Skyline en La Mesa, por ejemplo, se opone a los matrimonios entre personas de un mismo sexo, Darryl Kistler, de la Iglesia de la Comunidad de Kensington, los apoya.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com