SAN DIEGO.- El riesgo de que miembros de la comunidad sean engañados por falsos profesionistas e incluso abogado, antes de que se apruebe la reforma migratoria, fue planteado durante el Seminario de Consultores de Inmigración efectuado en Chula Vista el 16 y 17 de agosto.

El seminario fue organizado por the Hispanic Association of Professional Services, HAPS, (Asociación Hispana de Servicios Profesionales) y entre los temas centrales se examinó el rol que juegan los consultores y las leyes básicas de inmigración.

Entrevistado luego de transcurrido el evento, el Abogado de Inmigración, César Luna, uno de los expositores, precisó: “el seminario se planteó para abordar las responsabilidades y obligaciones de los consultores de inmigración”.

Y agregó: “quisimos ser muy puntuales, ahora que se avecina la reforma migratoria, y que ya aparecen personas sin escrúpulos, o que de buena o mala fe, defraudan a sus clientes”.

En el mismo sentido, dijo que se trató de dejar claro los límites que tienen como consultores, aunque ellos son muy buenos y conocen perfectamente esos límites, se les precisó que las cuestiones legales corresponden a los abogados, no a los consultores”.

Indicó que en general la dinámica fue “el repaso de las leyes de California que rigen a The Business and Profession Code (Código de Profesiones de California) que regula a los consultores, y sus funciones como son prestación de servicios administrativos, asistencia en el llenado de formularios, pero que están inhabilitados para la interpretación o consejería legal”.

Sostuvo que el seminario tuvo una buena recepción, “claro que las personas que acuden son serias y no lucrarían frente a una posible reforma migratoria, pero ya hay personas, incluso abogados y no sólo consultores, que están vendiendo la idea, en medios de información, la idea de una reforma, lo que es totalmente antiético”, dijo.

El abogado César Luna agregó que precisamente por todo ello, la flamante legisladora Lorena González presentó, a principios de julio, ante la Asamblea de California la iniciativa AB 1159, que plantea sanciones severas a quienes lucren con los servicios de sus clientes, sin ser abogados.

Indicó finalmente que el monto de la fianza para los consultores subiría de 50, 000 a 100, 000 dólares y se contemplarían sanciones más enérgicas a quienes violen la ley.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com