Finalmente Donald Sterling al aceptar que su esposa Shelly sirva como intermediaria en una posible venta de su equipo, Los Angeles Clippers, después del escándalo en que se ha visto envuelto, al ser captado en un video haciendo comentarios racistas, en contra de jugadores afroamericanos.

Shelly Sterling y sus abogados han estado negociando con la Asociación Nacional de Básquetbol (NBA por sus siglas en inglés) desde que su esposo fue suspendido de por vida por el comisionado Adam Silver, el pasado 29 de abril.

Aunque la liga no ha aceptado formalmente este posible ‘arreglo’, trascendió que Shelley podría poner fin a este vergonzoso episodio con una venta ‘express’ del equipo angelino.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com