Ford Motor Company, anunció la contratación de 300 nuevos empleados y una inversión de $ 129 millones de dolares, en planta de montaje de Louisville, para apoyar la producción de la nueva Lincoln MKC del 2015.

La producción de los nuevos Lincoln comenzó en mayo. El MKC es el segundo de cuatro totalmente nuevos vehículos de Lincoln que está introduciendo en 2016, y saldrá a la venta en China, junto con el sedán MKZ, cuando la marca Lincoln debuta allí a finales de este año.

En la planta de montaje de Louisville, cada MKC recibe una inspección mejorada en cinco puntos separados, por un equipo de dos personas para garantizar el ajuste y acabado seguro con la artesanía y elementos funcionales, que cumplen las expectativas de los clientes de los vehículos de lujo.

Esta atención ayuda a entregar un vehículo, que es lo más cercano a la perfección como sea posible, ya lo que los distribuidores pueden entonces proporcionar una verdadera experiencia de lujo en la sala de exposición.

En 2010, Ford invirtió $ 600 millones en planta de montaje de Louisville para transformarla en una instalación moderna, flexible, con herramientas y mejoras de instalaciones en su área de montaje y el cuerpo del vehículo.

Esta transformación permite la producción de varios modelos de vehículos al mismo tiempo, sin necesidad de tiempo de inactividad para el cambio de herramientas, lo que hace de la planta de ensamblaje de Louisville, una de las plantas más flexibles de la compañía en el mundo.

Debido a que Louisville puede construir varios vehículos al mismo tiempo, Ford y Lincoln podrá satisfacer más rápidamente la demanda y cambiar las condiciones económicas u otros eventos que resulten en el cambio de preferencias de los clientes.

«El UAW (Unión de trabajadores del automotor) y Ford se mantienen firmes en nuestro compromiso de Louisville con la adición del Lincoln MKC a la línea de producción de la planta de ensamblaje «, dijo Jimmy Settles, vice presidente de la UAW, en el Departamento Nacional de Ford.

«Tener la oportunidad de construir un vehículo totalmente nuevo, la primera pequeña utilidad nunca de Lincoln, es muy emocionante para los hombres y mujeres, trabajadores en la planta de montaje de Louisville,» agregó Settles.

Los 300 nuevos puestos de trabajo se suman a 4.600 miembros del equipo de la UAW de la planta, que para los analistas del sector, fue una hazaña fantástica, porque a través de la negociación colectiva entre la UAW y Ford, se podrá apoyar la producción en Estados Unidos, y no desviarla a terceros países.

Con la incorporación de los 300 empleados, Ford logra más del 75 por ciento del camino hacia su objetivo de crear 12.000 puestos de trabajo por hora en los Estados Unidos para el 2015.

La nueva inversión de 129.000.000 dólares también está ayudando a apoyar a los proveedores, que son más de 110 en todo Estados Unidos, incluyendo 17 en el Estado de Kentucky, y muchas firmas minoritarias entre ellas varias Hispanas.

Los pequeños vehículos utilitarios (SUV) de lujo, constituyen el segmento de más rápido crecimiento, con un 600 por ciento más en ventas que desde el año 2008, y casi el 300 por ciento de crecimiento proyectado de aquí a 2018.

Y Lincoln quiere capitalizarse en ese segmento con el MKC, que salio a la venta en mayo y hasta julio, han sido vendidos 2.895 vehículos.