Su participación en la cinta Tusk, la cual estrenó el 19 de septiembre en Estados Unidos, le “cambio la vida” a la actriz Génesis Rodríguez (Casa de mi Padre), pues ella nunca había tenido la oportunidad o el deseo de actuar en una película de terror.

“Yo no veo películas de terror, pero al final del día fue una experiencia sumamente divertida”, le comentó Rodríguez a El Latino San Diego vía llamada telefónica.

“El guión me atrapó desde que lo empecé a leer, está llenó de emociones reales y mucho suspenso”, añadió.

Tusk cuenta cómo Wallace Bryton (Justin Long), un joven locutor de radio, se vuelve muy famoso básicamente burlandose de la gente, y siempre esta en búsqueda de historias curiosas y extrañas. En una de esas, se adentra en los bosques de la provincia canadiense de Manitoba atraído por la posibilidad de entrevistar a un viejo marinero con un oscuro secreto.

Esa decisión se convierte en la peor de su vida al descubrir que aquel hombre pretende transformarle en una morsa, un animal por el que siente una demencial fascinación.

En la cinta, Rodríguez interpreta a Allison León, la novia de muchos años de Wallace y quien junto a su amigo Teddy tratarán de rescatarlo con la ayuda del detective Guy Lapointe, encarnado muy excéntricamente por el primer actor Johnny Depp (Alice in Wonderland).

Rodríguez también dijo que decidió unirse al elenco de Tusk por el hecho que fue dirigida por el cineasta Kevin Smith (Clerks, Chasing Amy), quien es conocido por su estilo surrealista.

“Me convencí de hacer este género por Kevin, y porque es un proyecto tan original y tan serio. Aparte mi personaje tiene mucho dialogo y tengo que aportar muchas emociones que nunca había mostrado en pantalla”, apuntó.

Tusk es uno entre varios proyectos cinematográficos grandes que se trae Rodríguez entre manos, en noviembre estrena Big Hero 6, la nueva cinta de animación de Disney en la que presta su voz al personaje de Honey Lemon, y en el 2015 llegará Run All Night, una propuesta de acción del español Jaume Collet-Serra y Liam Neeson, en la que la actriz da vida a una mujer embarazada acechada por la mafia.

“Gracias a Dios estoy muy ocupadita, cuando estoy trabajando estoy muy feliz”, dijo la actriz.

Para finalizar, Rodríguez mencionó que Tusk es una cinta que se tiene que disfrutar en el cine: “Nunca se ha visto una película así, los espectadores van a vivir unos momentos que nunca han tenido en el cine”.

Tusk está clasificada R y tiene una duración de 102 minutos.