Toyota está retirando del mercado un total de 1.67 millones de vehículos en todo el mundo. Es una medida voluntaria después de encontrar tres defectos diferentes, incluyendo una bomba de freno defectuosa que podría dificultar el rendimiento del freno.

Toyota dijo que no tenía conocimiento de ningún accidente, lesiones o muertes a causa de los defectos.

Alrededor de 1.05 millones vehículos serán retirados del mercado en Japón y 615 mil en el extranjero, incluidos los modelos de Toyota Crown Majesta, Corona, Noah, Voxy, Corolla Rumion y Auris, así como los modelos de Lexus como el IS, GS y LS sedán.

Unos 802 mil modelos Crown Majesta, Corona, Noah y Voxy fabricados entre junio de 2007 y junio de 2012 serán retirados para reemplazar un anillo de sello de goma en el cilindro maestro del freno para evitar que el líquido de frenos se escape. Si el líquido de frenos que ya se ha filtrado, se reemplazará el servofreno.

Un segundo retiro de cerca de 759 mil vehículos a nivel mundial, incluyendo 423 mil en los Estados Unidos, es para arreglar las tuberías de suministro de combustible defectuosas que podrían, en el peor de los casos, causar un incendio por una fuga de combustible. Algunos de estos vehículos también están sujetos a la primera retirada.

Toyota ha tratado de reparar su reputación de calidad, después de los retiros del mercado contribuyeron a la empresa la pérdida de su título como el mayor fabricante de automóviles del mundo en el 2011 ante GM.

La empresa recuperó el liderazgo en cada uno de los dos últimos años y se aferró a su ventaja sobre Volkswagen AG a través de la primera mitad del 2014.

Toyota ha retirado cerca de 5.3 millones de vehículos en el mercado estadounidense este año.