Alberto,

Primero que todo, qué gusto saber que te falta poco para salir de la esclavitud del pago de carro. El pago de carro es lo que mantiene a la clase media y clase baja donde están porque les roba la capacidad de invertir para el futuro. Si en vez de comprar a cuotas, invirtieran ese pago mensual en una cuenta de inversión, salen de la pobreza y terminan ricos.

Si te falta poco para salir de la deuda, no es necesario refinanciar. No te ahorras mucho y prefiero que pongas toda tu energía en acelerar el pago del carro. Te doy un ejemplo, si debes $5,000 al 10%, y te falta un año para terminar de pagar, en ese año pagarías un poco menos de $500 dólares en intereses. Si refinancias, al 2.5%, en un año pagarías unos $125 dólares en intereses, lo que significa que te ahorras $375 dólares. Como ves, no es mucho el ahorro. Si haces lo que yo recomiendo: apretar el presupuesto y atacar la deuda con mucha intensidad, terminas en ocho meses y te ahorras intereses; pero lo más importante es que sales de la esclavitud cuatro meses antes. Ahora puedes usar todo ese dinero libre para construir un fondo de emergencias y darle un giro de 180 grados a tus finanzas.

Yo no recomiendo pagar por garantías extendidas. Básicamente, en las garantías estás pagando reparaciones por adelantado. Hoy en día, una garantía para un carro te cuesta alrededor de $2,500. Eso es mucho dinero para pagar por reparaciones por adelantado, que tal vez nunca tengas. Muchos no saben ni lo que pagan porque se lo financian junto con la deuda del carro y terminan pagando más del costo porque también pagan intereses en los cinco años que pagan por el carro. Mejor termina de pagar la Explorer y junta un fondo de emergencias. Si se descompone, tienes los ahorros para lidiar con el problema.

Vas por buen camino. Mantén el enfoque y aplánale al acelerador hasta terminar de pagar la Explorer y juntar el fondo de emergencias. Si es que te devuelven algo por cancelar la garantía extendida, ponlo contra la deuda o en el fondo de emergencia, dependiendo cuándo llegue el dinero. Después de terminar con la deuda, continúa haciendo pagos, pero a ti mismo para que la próxima vez tengas el dinero para comprar el otro vehículo, pero sin pagos.

Andrés