Phoenix (AZ).- Activistas en Arizona hicieron esta semana un fuerte llamado pidiendo el desbloqueo de las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama que beneficiarían a miles de familias indocumentadas y que continúan a la espera de una decisión final.

“Nos reunimos para darle a conocer a la comunidad que ha trabajado para que esto sea una realidad lo que pasó ayer en la corte y analizar los pasos a seguir para estar listos para responder a cualquier decisión que llegue en los siguientes meses”, dijo a Efe Ricardo Zamudio, de la Organización Neighborhood Ministries.

Durante una charla informativa en el Museo del Capitolio Estatal de Arizona en Phoenix, donde estuvieron presentes miembros de la comunidad y abogados especialistas en leyes migratorias, los activistas que participaron en la audiencia de la Corte Suprema de Justicia en Washington, dieron detalles para despejar las dudas de los participantes sobre lo que sigue en este proceso.

El Supremo escuchó este el 18 de abril argumentos a favor y en contra del alivio migratorio anunciado por Obama en noviembre de 2014 y suspendido por decisión judicial en 2015 por una demanda presentada por 26 estados, la mayoría republicanos y comandados por Texas.

Las medidas administrativas del presidente protegerían de la deportación tanto a los jóvenes que fueron traídos de manera irregular siendo niños con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), como a los padres de hijos ciudadanos estadounidenses o con residencia con la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA).

“El problema de esta espera es que muy posiblemente las personas que puedan calificar para DACA y DAPA puedan ser deportados, hemos visto como se incrementan las deportaciones”, dijo Zamudio.

Los activistas afirmaron que tienen muchas expectativas e indicaron que aunque la audiencia de ayer no fue favorable para este proceso legal, posiblemente pueda haber una decisión favorable para mediados de junio de tal manera que se alcance a implementar las medidas antes del fin del mandato de Obama.

“Todavía hay esperanzas para todas las familias que se verían beneficiadas”, dijo a Efe Alexandra Gómez, codirectora de ACE, una organización proinmigrante en Arizona.

“Y mientras tengamos esperanzas seguiremos luchando”, aseveró.

Gómez indicó que hay muchas dudas en la comunidad y algunos ni siquiera entienden todo el proceso político que deben pasar las acciones para que lleguen a implementarse.

“Trabajamos mucho para que esto pasara (DACA y DAPA), estamos en un periodo de pausa, ahora estamos diciendo que seguiremos luchando, no nos vamos a detener, queremos que lo que el presidente firmó se cumpla y puedan las familias beneficiarse”, explicó Gómez.

Los activistas y los miembros de la comunidad señalaron que sus esperanzas están puestas en la elección de un juez que pueda dar luz verde a estas acciones ejecutivas.

EFE

Ellatinoonline.com