SAN DIEGO.- Con el fin de ver por el bienestar de sus estudiantes, The Charter School of San Diego (CSSD), que enseña a cerca de tres mil estudiantes de alto riesgo de los grados 7 al 12, adoptó en 2014 un programa de capacitación en salud mental para sus profesores y directores.

Al ser la única escuela “chárter” en recibir una beca de 100 mil dólares de parte de la Administración de Abuso de Substancias y Servicios de Salud Mental, CSSD ha formado a cerca de 300 individuos para responder a situaciones de crisis relacionados con la salud mental y abuso de sustancias.

“Este programa nos ayuda a salvar y transformar vidas”, comentó Stephanie Starr, la líder del programa en la escuela, a El Latino San Diego.

“Nuestros estudiantes están en la edad típica que surgen muchos problemas de salud mental, y la intervención temprana es un factor clave en su recuperación o estabilización. Además nuestra misión en The Charter School es mejorar las vidas de los estudiantes y este servicio nos ha ayudado a cumplir con este objetivo”, agregó.

Al momento de identificar a un estudiante con un problema de salud mental, Starr explicó que los maestros certificados están instruidos a seguir una fórmula específica, evalúan la situación, hacen un reporte y le conectan con los profesionales más adecuados.

Si el estudiante se encuentra en un momento de crisis los maestros también tienen la habilidad de estabilizar la situación.

En el año y medio que tiene en función el programa, Starr reportó que han referido a 93 estudiantes a servicios de salud mental en la comunidad.

Para la educadora Bridget Snyder, quien ya ha puesto su entrenamiento en práctica en dos ocasiones, “este servicio es algo muy poderoso”.

“Tener la formación y la capacidad de no solo transformar vidas, sino salvar una vida me hace sentir muy empoderada”, apuntó.

Snyder señaló que todo educador se beneficiaria de tener este entrenamiento de salud mental, pues en muchos casos pasan más tiempo con los estudiantes que sus padres y se terminan viendo como familia.

“Tenemos que tener la habilidad de reconocer lo que estos estudiantes necesitan, académicamente y de la salud”, recalcó.

Por su parte, la directiva en The Charter School, Starr, opinó que igual que se les requiere a los maestros estar certificados en CPR, debería ser un requisito también tener una certificación similar pero para “primeros auxilios en salud mental”.

“Lo veo de gran beneficio que un maestro tenga la capacidad para manejar una situación una crisis de salud mental, es más relevante”, dijo Starr.

Snyder agregó que los años que lleva de maestra nunca ha tenido que usar su entrenamiento de CPR pero ya en dos ocasiones si respondido a dos crisis de salud mental.

Cuando los entrenamientos cubiertos por la beca terminen en septiembre, The Charter School of San Diego planea absorber los costos del programa, que han llevado a cabo en asociación con el Departamento de Policía de San Diego, la Ciudad de San Diego y la agencia de servicios sociales SAY San Diego.

Ernesto López

Ellatinoonline.com