SAN DIEGO.- Luego de las críticas recibidas por diversos sectores de la comunidad, el equipo San Diego Chargers (Cargadores de San Diego), salió hoy en defensa de su propuesta y sostuvo que de ser aprobada la misma, se beneficiará a la economía local.

Como es del dominio público, Chargers pondrán en las elecciones generales del 8 de noviembre, pondrán a consideración de los votantes de las ciudades del condado de San Diego, su plan de construir un estadio en el centro de San Diego y un centro de convenciones, anexo.

La pregunta por un Si o un No al plan del equipo de fútbol americano ser hará en la llamada Proposición C (Local), y define la adopción o no de un marco financiero y sobre uso de suelo.

Sin embargo el asunto que resulta más controversial para quienes se han opuesto al mismo es el relativo a que el estadio se construya con base a dinero proveniente de las contribuciones públicas o impuestos, en particular el que se cobra por ocupación de las habitaciones de hotel.

De acuerdo con directivos del equipo de fútbol americano, el proyectado estadio significa una inversión aproximada al $1.8 billones; de los cuales, buscarían que la ciudad aportara $1 billón, con base al incremento al impuesto de hoteles de la ciudad, llamado Transient Ocupancy Taxes o TOT, por sus siglas en inglés, (Impuestos por Ocupación Hotelera).

Sin embargo, un grupo autodenominado “No Downtown Stadium Jobs and Street First” (No Estadio en el Centro, Empleos y Calles Primero), sostiene que la construcción de un estadio para San Diego “soportado por un increment en impuestos de habitación sería “uno de los mayores aumentos en la historia de San Diego”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com