SAN DIEGO.- San Diego Tourism Authority (Autoridad de Turismo de San Diego y Hotel Motel Association (Asociación de Hoteles y Moteles, HMA por sus siglas en inglés)) expresaron oficialmente su desacuerdo contra la Proposición Local C, la cual considera la construcción de un estadio para Chargers en el centro de San Diego.

Como se sabe la llamada Proposición C junto a la D serán sometidas a la consideración de los votantes durante las elecciones generales del martes 8 de noviembre próximo.

La medida considera la construcción de un estadio de fútbol americano en el área de East Village, vecino de la comunidad de Gaslmap, donde ahora se encuentra el estadio Petco Park de Los Padres de San Diego.

No obstante, la Proposición D considera realizar cambios a los negocios de la zona, incluido la construcción de un Centro de Convenciones, a lo cual ambos organismos han expresado su desacuerdo.

De hecho, dirigentes de la industria del turismo local han criticado durante meses las medidas electorales, donde destacan las proposiciones C y D, que preguntarán a los votantes de la ciudad de San Diego si están o no de acuerdo con un aumento en la tasa de impuestos sobre habitación de hoteles y moteles.

“Amenazaría a industria turística”

La Representación de ambas organismos turísticos integrados en forma de Coalición por la Autoridad de Turismo y la Asociación de Hoteles y Moteles , emitió un comunicado conjunto en el que sostiene que “estas medidas representan una amenaza sustancial para la industria turística de San Diego”.

Las organizaciones citaron también sus razones para oponerse a las medidas como es, según los mismos, un negativo impacto sobre el Distrito de Promoción y Mercado Turístico, a lo que denominan como “una probada fuente de ingresos para la comercialización de San Diego como destino turístico”.

La imposibilidad de que continúe adelante la proyectada ampliación del Centro de Convenciones de San Diego, sobre la cual creen que “es una expansión necesaria de la San Diego con el fin de llevar la muestra comercial más grande de San Diego y mantener la Comic-Con Internacional”.

El grupo de empresarios turísticos agrega en las razones de su desacuerdo “el aumento de los impuestos de hotel de las habitaciones a niveles que pondría San Diego a una

desventaja competitiva frente a otros destinos del resto del país”.

Cuestionan confiabilidad

Y sostienen que se han realizado “estudios que cuestionan si las previsiones de ingresos y gastos para ambos iniciativas son confiables”.

Cabe hacer mención que la tasa de impuesto actual habitación de hotel, denominado oficialmente como el

la Tasa de Ocupación Transitoria o TOT – es actualmente del 10.5 por ciento, más un suplemento del 2 por ciento que se destina a los fondos de las promociones turísticas.

Ambas medidas, Proposiciones C y D, se librarían, sin embargo, de tener que pagar la sobretasa, y mientras la C elevaría el impuesto de hotel por la habitación hasta el 16,5 por ciento para recaudar fondos para construir el estadio y un centro de convenciones anexo, y la D podrían aumentar la tasa tan alta como el 15,5 por ciento.

“La estructura de comercialización del Distrito de Turismo del Distrito comercialización ha demostrado ser eficaz y necesaria para la comercialización del destino sin tener que utilizar el TOT o fondos generales », dijo Joe Eustice, presidente de HMA.

Citan ejemplo del pasado

Y remató: “La industria sabe exactamente lo que sucederá si se elimina. En 2013, el entonces alcalde Bob Filner congeló todos los fondos de la TMD, (sin considerar que el destino turístico) no puede promocionarse a sí mismo », dijo Eustice.

Ejemplificó que como ejemplo de ello “la ciudad (de San Diego) perdió $560 millones” que habría dejado de percibir por concepto de ingresos de los visitantes, y el “el crecimiento del TOT se redujo a la mitad”.

El reverso de la medalla

Pero la directiva de San Diego Chargers (Cargadores de San Diego) sostienen que la Proposición C permitirá disponer de 1 por ciento de ingresos adicionales que serían empleados para la comercialización del turismo, con posibilidades de que los ingresos se incrementen.

Los partidarios de la Proposición D, en su argumento electoral, argumentan que su plan coloca una supervisión adecuada en la comercialización del turismo y se evita que los contribuyentes tengan que asumir el impacto financiero.