Una delegación de seis senadores federales mexicanos discute con senadores de California acciones que pueden tomarse en ambos lados de la frontera para proteger a migrantes ante el inicio de la administración Trump.

La delegación de México incluye legisladores de algunos de los estados con mayores comunidades migrantes en California.

Vinieron los senadores Armando Ríos Piter de Guerrero, Juan Carlos Romero Hick de Guanajuato, Jesús Casillas de Jalisco, Marco Antonio Olvera de Zacatecas, Benjamín Robles de Oaxaca, e Iris Vianney Mendoza de Michoacán.

Se reúnen en Los Ángeles con los senadores Tony Mendoza de Artesia, Ricardo Lara de Bell Gardens y Ben Hueso de San Diego. Lara y Hueso.

Mario Beltrán, el coordinador del encuentro, dijo a El Latino que los senadores intercambian ideas y perspectivas ante el inicio de la administración del presidente entrante, Donald Trump.

Dijo que discuten las circunstancias y perspectivas de las comunidades inmigrantes en estados Unidos.

Opinó que el potencial cambio a la política migratoria estadounidense creó “una oportunidad histórica para iniciar un diálogo que ya era muy necesario”.

El coordinador dijo que “las comunidades inmigrantes son una parte integral de nuestra sociedad y tenemos una responsabilidad moral de asegurar que sus derechos y libertades civiles sean respetados”.

El 9 de noviembre, unas horas después de la elección que dio el triunfo al presidente electo, la legislatura de California declaró que afianzaría su política de integración a las comunidades inmigrantes.

Días después la legislatura anunció un paquete de iniciativas con base en la constitución estatal pero de acuerdo con la constitución de estados Unidos.

Una de las iniciativas dice que en el tramo de la frontera de California con México sólo podrá construirse una barda si así lo aprueba el electorado de California en una elección.

Otra propuesta crearía un fondo para asesorar legalmente a los indocumentados y en algunos casos defenderlos en cortes de migración.

Una más prohíbe que en California se entreguen informaciones de residentes musulmanes que se usarían para formar un banco nacional de datos.

Esta semana California contrató al exprocurador general Eric Holder para que enfrente legalmente medidas que tratará de imponer la administración entrante.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com