SAN DIEGO.- La cifra de personas fallecidas por gripe (influenza estacional), aumentó a 39 en lo que va del nuevo año, 2017.

Se indicó que mayoría de las víctimas eran personas mayores con condiciones médicas preexistentes,.

Esta cantidad representaría más del doble si se compara con los 10 que en este periodo habían fallecido durante el primer mes (enero) y la semana que va de febrero, en 2016.

Lo anterior lo dio a conocer la Agencia de Salud y Servicios Humanos, (HHSA, por sus siglas en inglés), que informó, a través de un portavoz de prensa, que el número de casos registrados, de personas que han manifestado y se han diagnosticado con síntomas de la enfermedad, sólo en la más reciente semana, ascendió a 361, superando en más de 70 a la de la última semana de enero

“La influenza puede ser muy impredecible y el número de casos puede subir o bajar de una semana a la otra «, dijo la Dra. Wilma Wooten, oficial del Departamento de Salud Pública del condado.

“Es por eso que es importante que la gente se vacune y tome otras medidas preventivas”, advirtió la funcionaria del área médica en la Administración del Condado de San Diego.

Recordó en este sentido que anualmente los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos recomiendan vacunarse contra la gripe

a bebés menores de 6 meses; a personas con sistemas inmunológicos debilitados, los adultos mayores), y las mujeres embarazadas.

Entre las sugerencias para mantenerse saludable, se recomendó “lavado de manos frecuente, usar desinfectantes para las manos, mantenerse alejados de los enfermos, evitando contactos en ojos, nariz o boca, y limpiar superficies comúnmente tocadas”.

Sobre las vacunas contra la gripe, se dijo que éstas están disponibles en las oficinas de los médicos y en las farmacias y las personas que no cuente con seguro médico, pueden acudir a un centro de salud público del condado para ser vacunados. Puede encontrar una lista de ubicaciones en www.sdiz.org o llamando al 211.