Por lo menos un patrullero fronterizo vigila ahora con fusil de asalto en perímetro del Parque de la Amistad en Imperial Beach.

El arma automático es uno de dos cambios recientes en la vigilancia en la zona donde tradicionalmente las familias que por diversos motivos no pueden cruzar la frontera se encuentran para presentarse a nuevos bebé o nuevos esposos, entre otros.

El otro cambio es que quienes entran a la zona más cercana a la malla metálica ahora deben identificarse con algún documento oficial.

No hay una versión oficial del cambio de vigilancia.

Las medidas tomaron por sorpresa a nuevos y habituales visitantes al Parque.

Ahora la ceremonia religiosa dominical, con pastores en ambos lados de la barda, se lleva a cabo en Imperial Beach bajo vigilancia armada.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com