El cabildo de gobierno de San Diego resolvió que el 2017 es el Año de la Solidaridad en la ciudad.

La resolución fue propuesta de la regidora Georgette Gómez, quien representa el noveno distrito, que incluye a City Heights, la parte de la ciudad de San Diego con la mayor comunidad inmigrante y la mayor diversidad.

“Tenemos políticas que provienen de niveles más altos de gobierno, y que señalan a nuestros residentes por el color de su piel, por su género, por sus identidades sexuales, por sus creencias, y por sus países de origen. Esto no es lo correcto”, dijo la regidora.

El cabildo aprobó así la resolución que se opone a las medidas que impulsa el presidente Donald Trump pero sin nombrarlo.

La resolución tiene un valor simbólico, no es una ley o reglamento, per reitera la solidaridad con todos los grupos étnicos, y con todas las comunidades que viven en San Diego.

La presidenta del cabildo, Mirtle Cole, dijo que todas las comunidades representadas han hecho importantes contribuciones a la vida de San Diego.

Al aprobar la resolución se hicieron reconocimientos a las organizaciones Alianza San Diego, la Unión Americana de Libertades Civiles, a la Alianza de Asistencia Africana, y al Concilio de Relaciones Americanas Islámicas.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com