SAN DIEGO.- Scripps Health dio a conocer que ha logrado una reducción del 25 por ciento en el número promedio de tabletas por receta de opioides ordenadas para pacientes en sus hospitales y centros ambulatorios en todo el Condado de San Diego durante el primer año de su Programa de Administración de Opioides (OSP).

Scripps creó ese programa con el objetivo de reducir el uso de opioides recetados, prevenir la adicción a los opioides y aprovechar otras opciones de manejo del dolor antes de considerar los opioides.

“Queremos que nuestros pacientes recuperen la función saludable lo antes posible, sin ponerlos en riesgo de dependencia de opioides o los efectos secundarios del uso de opioides”, declaró el médico familiar afiliado a la institución y presidente del OSP Ole Snyder.

Explicó el doctor Snyder que han diseñado un enfoque multifacético para lograr estos objetivos, que incluye educar a pacientes y médicos, e implementar normas de prescripción y reducción consistentes.

Como le hemos venido informando en las páginas de El Latino, este país se encuentra en medio de un grave problema de consumo de opioides, muchos de los cuales se obtienen mediante receta médica.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más del 40 por ciento de todas las muertes por sobredosis de opioides en los Estados Unidos en 2016 involucraron un opioide recetado. El número de muertes por sobredosis relacionadas con opioides recetados se ha multiplicado por cinco desde 1999.

Scripps considera que una variedad de factores ha contribuido al éxito de su programa. Por ejemplo, se ponen a disposición de los pacientes folletos informativos que explican que la mejor manera de manejar el dolor agudo es con medicamentos no opioides y técnicas de alivio del dolor sin drogas.  Los folletos explican que los opioides deben considerarse sólo después de que se hayan probado otros métodos no adictivos.

El programa también se enfoca en educar a los proveedores de atención médica, incluidos los módulos formales de educación en línea creados para médicos, enfermeras y farmacéuticos. La educación adicional del médico se ha realizado a través de grandes rondas, reuniones de departamento y conversaciones individuales.

Además, el OSP de Scripps estableció un estándar de prescripción, que limita el número de tabletas de opioides emitidas en las prescripciones y alienta el uso de programas de reducción gradual y rellenos de prescripción parciales. Se ha creado un centro de recursos OSP en línea para centralizar las herramientas de prescripción, la información de recursos comunitarios y los materiales educativos para pacientes y proveedores.

Recientemente, Scripps abrió en sitios adyacentes a sus farmacias tres quioscos de devolución de medicamentos, que ofrecen acceso durante todo el año para desechar medicinas recetadas no usadas, innecesarias y obsoletas.

“Estamos satisfechos con los resultados del primer año de nuestro programa, y creemos que esto es sólo la punta del iceberg; aún hay muchas oportunidades de mejoras adicionales”, dijo la doctora Valerie Norton, ejecutiva de operaciones médicas del hospital Scripps Mercy y miembro fundador del grupo directivo OSP.

La dirección médica de Scripps esperan mejorar su programa con un enfoque dirigido a los pacientes nuevos. Las fases posteriores del programa tratarán a los pacientes crónicos y complejos que ya son dependientes de los opioides para asegurarse de que tengan acceso al tratamiento adecuado.

Con las nuevas medidas, Scripps tendrá la capacidad de establecer líneas directrices para las prescripciones de todo tipo de opioides prescritos en sus hospitales y clínicas. Scripps espera rastrear las tendencias en estas áreas adicionales en los próximos meses y años.

El OSP de Scripps está dirigido por un grupo multidisciplinario de médicos que recibió una subvención de innovación de Health Trust en 2017 para desarrollar un programa para controlar el dolor quirúrgico con un uso mínimo de opioides. Además de los Dres. Snyder y Norton, el grupo directivo incluye a los médicos Jonathan Worsey y David Dockweiler, copresidentes de la línea de atención de cirugía, John Gama, coordinador clínico de farmacia y Saba Rab, farmacéutico de práctica avanzada.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com