SAN DIEGO.- Un hombre de la Marina de 21 años fue ejecutado en una rampa Logan Heights cuando se detuvo para ayudar a lo que él pensó que era un automovilista varado, dijo hoy un fiscal.No obstante, el abogado defensor del acusado le dijo al jurado que su cliente le disparó al marinero en « autodefensa percibida » porque confundió a la víctima con otra persona que había intentado matarlo más temprano esa noche.

Edson Acuña, de 25 años, está acusado de asesinar a Curtis Adams, de 21 años, el 27 de octubre de 2018, que se detuvo para ayudar a los ocupantes de un vehículo que se habría quedado con alguna falla en la rampa de conexión entre la ruta 15 del estado en dirección sur y en dirección norte Interestatal 5 alrededor de las 2:30 a.m.

Al parecer, Acuña le disparó cuando pisó fuera de su vehículo.

La fiscal adjunta de distrito Melissa Vasel dijo que Adams se detuvo y le dijo a su novia segundos antes de ser asesinada, « voy a ser un buen Samaritano hoy ».

“En el momento en que sale del auto y se da vuelta para enfrentar lo que piensa es un automovilista discapacitado, lo ejecutan, le disparan en el pecho con un arma de asalto ilegal », dijo la fiscal en su declaración de apertura.

Acuña enfrenta cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional si es condenado por asesinato en primer grado y el jurado encuentra verdadera una circunstancia especial o alegato de cometer el asesinato en la comisión de un robo.

Su hermano Brandon, de 22 años, y otros dos acusados, Harvey. Liberato, 25, Susana Galvan, 39, se declaró culpable de cargos que incluyen homicidio voluntario y ser un accesorio después del hecho.

Los fiscales alegan que antes del tiroteo, el grupo participó en un robo de vehículos fuera de una propiedad .Acuña habría participado en un tiroteo con el propietario. Nadie fue alcanzado por los disparos, aunque al menos uno de los neumáticos del Toyota Camry del acusado fue disparado, según la fiscal Vasel.

El grupo se alejó rápidamente de la escena en el Camry, pero finalmente se retiró en la autopista debido a la llanta pinchada, dijeron los fiscales.

Pensando que Adams era el propietario de la casa del tiroteo, Acuña le disparó a Adams, con la bala alojada en la columna del marinero, Vasel

El abogado defensor Daniel Cohen negó que la evidencia apoyara una primera condena por asesinato de grado homicidio en grado de tentativa, argumentando que Acuña creía que Adams era el dueño de la casa quien previamente había tratado de matarlo y disparó para defenderse.

“Esto no fue una ejecución. Esto fue un accidente», dijo Cohen al jurado. « Esto fue un error. Un error trágico, pero un error no obstante».

Cohen agregó que Acuña acompañó a su hermano al monte. Espero hogar, donde el hermano menor comenzó a robar el SUV del propietario.

El abogado defensor dijo que el propietario salió de la casa, « armas de fuego – ardiente », con la intención de matar a Acuña y sus compañeros, y por eso

Afirmó asimismo Edson salió corriendo de la casa porque creía que su hermano podría haber sido disparado.

Brandon Acuña, Galván y Liberato fueron arrestados pocos días después del tiroteo, mientras que Edson Acuña fue arrestado ese diciembre en México.

Adams, un nativo de Brooklyn, se alistó en la Marina en 2016.

En el momento de su muerte, él era un trabajador siderúrgico con el Anfibio Construcción Batallón 1 en la Base Naval Anfibio, de Coronado.