CHULA VISTA.- Isabel Pelayo está muy consciente que la vida la llevó a lo que hoy es sólo su gran pasión, sino lo que es como una Emprendedora del ramo de la Cosmetología.

Por alguna razón -que para Isabel no está aún del todo clara en su mente, “yo quería, desde pequeña, ser doctora, pero la vida me llevó a esto. Yo cuando tenía como 14 años me mandaron a trabajar con un cuñado para que aprendiera, yo creo”.

Enseguida de su librería, narró, “había un salón de belleza, de dos hermanas y les decían alrededor las hermanitas Vivanco, porque ya eran mayores, pero siempre andaban guapísimas”.

Ahí es cuando Isabel se da cuenta de lo que verdaderamente sería su vocación, pues en ese salon de belleza  “había una muchachita que me decía estás curiosita, porque no te acomodas aquí y allá,…a mi gustaba arreglarme bonito, aunque  llamaba mucho la atención a ella que yo iba a estudiar medicina. Y así es como empecé.

Una vida difícil

Pero su vida, como la de otras muchas jóvenes, no fue nada fácil, recuerda en entrevista con El Latino de San Diego.

A los 16 años de edad, agregó, aunque estaba “estudiando secretaria-taquimecanógrafa y me iba por las tardes a estudiar cosmetología a una escuela, pero me iba muy mal porque por problemas económicos, yo nunca tenía productos para trabajar”, a diferencia de las demás estudiantes. 

“No tenía dinero ni para el camión, y me iba caminando a la escuela de belleza, pero como trabajaba bonito, mis compañeras me llevaban para que les arreglara a ellas el cabello”, dijo  Pelayo quien a su facilidad manual se le agregaba la simpatía natural que proyectaba en las demás personas.

Sus primeros pasos

Hoy transcurridos muchos años de distancia de aquella época de adolescente y teniendo aún vivos los recuerdos de sus primeras enseñanzas en el campo de la cosmetología y la belleza,  en el ya desaparecido Instituto de Belleza Paris, en American Beauty Academy de Brawley, California  y el Instituto Tecnológico de Belleza Paris, en Mexicali, Baja California.

Pero otro de los grandes agradecimientos que en esta nueva etapa que le ha tocado vivir tiene Isabel, es hacia Laura Cruz, directora de LBM Talent Academy (la Academia de Talentos y Modelajes en San Diego).

“Ella tiene un programa para señoras (de todas las edades) y me inscribí en su academia, no porque yo quisiera ser modelo, sino porque yo tenía un problema muy fuerte para caminar y estar parada y ella te enseña, entre muchas otras cosas, a corregir y perfeccionar tu postura”.

El maquillaje, debe ser un concepto  integral

Y precisamente una modelo de la también locutora Laura Cruz, la joven Ada Llamas, es con quien Isabel explicó al reportero su concepto integral de maquillaje, sobre el que dijo, debe considerar todo el conjunto; es decir basado en los conocimientos de la colorimetría,  para saber combinar el color de la cara, con la ropa que se trae puesta, que tiene que ser compatible con el interior del lugar, la moda, etcétera, ejemplifica.

Todo lo anterior se ha sintetizado en una creativa Emprendedora quien hace dos décadas “personalicé mi propia marca en Barnices y Limas para uñas”, pero –de nuevo, como al principio de su vida juvenil- las “complicaciones económicas” que ha traído el brote de la pandemia, hace aflorar el espíritu creativo y de lucha constante de Isabel Pelayo:

De la incertidumbre a la búsqueda del éxito 

“Fue en esta inesperada pandemia, donde la incertidumbre me impulsó a continuar con mi sueño y así surgen: IZAPELcosmetics e IZAPELbrushes”, los cuales ofrece la Estilista, Maquillista e Instructora de Escuela de Belleza en el Colectivo Celebrando Latinas Boutique.

Para contactar a Isabel y aprovechar su talento creativo, llamar al (619) 426-1491 o acudir personalmente a la Boutique en 1105 Broadway, St.#206, Chula Vista, CA 91911.