Por todos es sabido que los Windsor soy muy dados a los motes cariñosos con los que se refieren los unos a los otros en la intimidad. De hecho, el último miembro de la familia ha recibido como nombre el apodo que ya creíamos perdido, Lilibet. Este fin de semana, tal y como recoge los testigos, Kate Middleton ha revelado cómo llama cariñosamente a su suegro, el Príncipe Carlos. Fue en uno de los muchos actos que la Familia Real tuvo en Cornualles con motivo de la cumbre del G7 y, entre tanta formalidad, parece que Kate tuvo un pequeño desliz para saludar a Carlos y le dijo “¡Hola, Granpa!”. Así que Su Alteza Real el Príncipe de Gales es Granpa (abuelo) en la intimidad. Y más ahora que se acaba de convertir en abuelo por quinta vez, pues lo es aún un poquito más.