Tras sobreponerse al ‘bullying’ de sus propios compatriotas, hoy es una esperanza de México

MEXICALI, B.C.- Pocas atletas han tenido que soportar y sobreponerse al ‘bullyng’ o acoso por muchos de sus propios compatriotas. 

El propio día de su cumpleaños, el 8 de agosto de 2016, la joven mexicalense Alexa Moreno ya era víctima de un alud de críticas y ‘bullyng’ que inundaron entonces las llamadas ‘redes sociales’, al haber quedado fuera de las Olimpiadas de Río, Brasil:

Los llamados se dieron vuelo al llamarla ‘gorda’’ y compararla (en sus dibujos)con “Pepa Pig’, por su simple apariencia y sin contar con mayor argumento.

La atleta mexicana, quien compite en la especialidad de Gimnasia Artística (en las pruebas de Gimnasia Integral Individual, de Salto de Caballo y Barras Asimétricas), aceptaría entonces que  7 kilogramos más de los que aparecía en su perfil de las Olimpiadas. 

Que no los leyera

La propia Alexa reveló a un medio de noticias internacional que su hermana le había advertido que no leyera los comentarios de burla y sorna, pues habría de pasar un día muy triste y así ocurrio, aunque no por ello dejó de leerlos.

En la misma entrevista, Moreno reveló que en efecto había sufrido una lesión previa, lo que le hizo imposible mantenerse en el peso ideal, no obstante sus prácticas y ejercicios para mantenerse en forma. 

Pero en vez de que la moral de la atleta se desplomara y se viera vulnerada ante las severas críticas que ya era un franco acoso a su persona, la muchacha respondió entonces a sus detractores y a sus simpatizantes, tres días después, con la cortesía, simpatía y respeto innato que siempre le ha caracterizado:

Su respuesta: De altura

“Gracias a todos por su apoyo; seguiré trabajando y persiguiendo mi sueño, que es el de muchos”. 

 Sin embargo hoy, a mes y medio de que se cumplan cinco años de las Olimpiadas de Rio de Janeiro 2016, la situación es bien diferente.

Y es que la gimnasta mexicana aseguró su pase a las Olimpiadas de Tokio 2020, que se inauguran el próximo viernes 23 de julio, al clasificarse para los mismos, al clasificarse en el Campeonato Mundial de Stuttgart, Alemania.

Cifrada la esperanza en ella

 No sólo eso, pues muchos de sus compatriotas ahora tienen cifrada la esperanza de que se traiga, al menos, una medalla de tierras japonesas.

El optimismo de la joven bajacaliforniana que este 8 de agosto cumple 27 años de edad, la expresa, ahora, en sus propias palabras, en su cuenta de facebook:

“Nuevos caminos: La gimnasia ha creado muchísimas oportunidades para mi y espero seguir abriendo el camino a la futura generación de atletas”.