P

ara muchos en el mundo de hoy el cansancio y el estrés están a la vuelta de la esquina, es tanto el exceso que seguramente todos hemos soñado con pasar días tumbados en la cama durmiendo, pero ¿conoces las consecuencias de estar mucho tiempo en reposo?

Reposar en exceso 

¿un placer peligroso?

La realidad es que aunque la rutina nos exige muchas veces energía de más y el cuerpo nos pida a gritos un mes de reposo, el descanso excesivo puede traernos consecuencias muy negativas para nuestra salud tanto física como mental.

Debemos tener presente que nuestro cuerpo ha evolucionado en función del movimiento y la supervivencia. Los huesos, músculos y órganos están pensados para sostenernos de pie mientras cubrimos nuestras necesidades y disfrutamos de los placeres de la vida. Obviamente el descanso en su justa medida no es solo un requerimiento fisiológico sino un placer en sí mismo, pero si pasamos de las 7 u 8 horas recomendadas, por varios días seguidos, el cuerpo empezará a pasarnos factura.

Cobrar un sueldo por estar tumbado en la cama

Ahora bien, ¿cómo es que la ciencia esta tan segura de las consecuencias de estar mucho tiempo en reposo? En primera instancia, por la evaluación de siglos de historias clínicas de pacientes que por una u otra razón se vieron obligados a estar en cama. Pero por otro lado, por que le ofrecieron unos cuantos miles de dólares a un hombre para que justamente se estuviera un buen rato recostado.

Es así, aunque cueste creerlo una de las agencias científicas más importantes del mundo como es la NASA le pagó 18 mil dólares a una persona para que cumpliera con la curiosa meta de estar 70 días acostado en una cama. El objetivo del equipo científico era poder evaluar los efectos de la microgravedad en el cuerpo, para lograrlo emularon una situación similar a la estancia en el espacio inclinando la cama hacia atrás unos seis grados. Esta ligera inclinación logró provocar que el flujo sanguíneo de esta persona se concentre en la parte superior de su cuerpo, un efecto bastante similar al de estar en un ambiente de baja gravedad.

¿Qué pasó con este sujeto cuando finalmente se puso de pie? Lo primero es que su ritmo cardíaco se aceleró de forma repentina a casi 150 latidos por minuto, claramente el cuerpo le dijo esto no está bien. Básicamente su cuerpo entró en colapso, demostrando que su estado de salud no era ni cerca equilibrado.

Más allá de los experimentos espaciales, existen consecuencias de estar mucho tiempo en reposo que son concretas y nos pueden pasar a todos. Incluso aunque no nos inclinen la cama 6 grados hacia atrás.

Consecuencias de estar 

mucho tiempo en reposo

Está claro que las consecuencias de estar mucho tiempo en reposo son reales. Incluso fue comprobado por la NASA, pero no tenemos que esperar a ser objeto de experimentos para conocer las principales afecciones que genera el estar acostado más de la cuenta.

A continuación te contamos las 5 consecuencias de estar mucho tiempo en reposo más comunes:

Úlceras de presión: también llamadas escaras, son una de las consecuencias de estar mucho tiempo en reposo más comunes, las mismas se producen por la presión que se genera en la piel impidiendo el correcto flujo de sangre hacia sí misma. Básicamente la presión del colchón impide la irrigación de la sangre lo cual con el tiempo va dañando las células de la piel que eventualmente mueren. Estas escaras son muy frecuentes en la cadera, el coxis y las escápulas. Ocurren en gran medida en personas que por alguna razón deben pasar mucho tiempo internadas.

Debilitamiento muscular: los músculos están diseñados para moverse, ejercer fuerza, son una suerte de malla que contiene a nuestros órganos. Al hacer ejercicio se fortalecen e incluso aumentan su masa pero al estar inmóviles o en reposo continuo pasa el efecto contrario. A la semana de estar inmóviles nuestros músculos pierden entre el 10 y el 15 % de su fuerza y si dejamos pasar 5 semanas este porcentaje aumenta al 50%.

Debilidad ósea: al igual que con los músculos, nuestros huesos se debilitan considerablemente al estar mucho tiempo en reposo. En este caso debido al déficit de calcio que se genera en la sangre.

Afecciones cardiacas: ¿recuerdas el experimento de la NASA, donde esta persona al levantarse de la cama aumentó su ritmo cardíaco a 150 latidos por minuto? Esto se debe a que por cada dos días que pasamos sin movernos en una cama, nuestro ritmo cardiaco aumenta al menos un latido por minuto. Además nuestro volumen sanguíneo se ve disminuido gracias a que la sangre transporta menos oxígeno al tejido. El resultado final es un cansancio cada día más pronunciado.

Salud mental: al igual que el cuerpo, nuestra mente puede sufrir graves consecuencias, ya que cuando el cuerpo pasa más tiempo del necesario en reposo o inmovilizado estamos mucho más propensos a desarrollar ansiedad y depresión.