La variante Delta se propaga rápidamente entre los NO vacunados

 La variante Delta del coronavirus  se convirtió en unas tres semanas en la predominante en el estado de California y en el condado de San Diego, y trajo de nuevo altas cifras de contagios que ya se habían superado a principios del año.

Autoridades de Salud informaron que el viernes se reportaron cerca de 600 nuevos contagios.

La última vez que se registró ese índice de contagios fue en febrero pasado, cuando apenas se intensificaba la campaña de vacunación.

La Delta se propaga con tal velocidad, que las autoridades no han podido aún identificar cuántos nuevos casos se registran.

Pero los contagios en general en San Diego pasaron de 200 diarios a unos 600 diarios en promedio en solo dos semanas.

Ahora los contagios y hospitalizaciones aumentan entre las personas que no se han vacunado y las que esperan la segunda de dos dosis o dejaron pasar la segunda dosis.

La cepa Delta avanza también a predominante a nivel nacional.

La situación “se está convirtiendo en una pandemia de personas no vacunadas”, declaró la directora del Centro federal para el Control de las Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky.

De acuerdo con la funcionaria, el 97 por ciento de las personas que actualmente ingresan a hospitales de todo el país con Covid 19 son personas que siguen sin vacunarse. 

En todo el país se han vacunado completamente 186.3 millones de residentes, que son el 48.6 por ciento de todos los estadunidenses que deben vacunarse, de acuerdo con cifras del Departamento de Salud.

En el estado de California, se han vacunado completamente 20.4 millones de personas, que suman el 63 por ciento de los mayores de 12 años; y cerca de cinco millones más han recibido la primera de dos dosis, para un total de 76 por ciento de todos los mayores de 12 años que deben vacunase.

En el condado de San Diego casi el 70 por ciento de los mayores de 12 años ya han sido vacunados, peo solo el 42 por ciento de esa población se ha vacunado completamente.

Desde la semana anterior, autoridades de Salud advirtieron que tener una sola dosis de las vacunas que requieren dos, no es suficiente para prevenir la infección de la variante Delta del coronavirus.

Esto significa que los nuevos contagios y hospitalizaciones en el condado se registran entre el 58 por ciento de la población todavía sin vacunar o sin vacunarse lo suficiente para prevenir el contagio de Delta.

En el condado de Los Ángeles se decretó el fin de semana que las personas vuelvan a usar mascarillas en interiores, para tratar de controlar un aumento en contagios que trajo la variante Delta.

El decreto de volver a usar mascarillas en interiores se emitió justo un mes después de que California había reabierto su economía.

La variante Delta se propaga más fácilmente que otras cepas de coronavirus que surgieron anteriormente.

De acuerdo con el CDC, la variante Delta, que surgió en la India, se propaga al menos 50 por ciento más rápido que la Alpha, que había surgido en Inglaterra hace casi un año, y que fue entonces la cepa más contagiosa en el mundo.