De un momento a otro el CDC cambio de opinión

Las personas vacunadas en zonas de alto riesgo de contagio de covid en Estados Unidos deberían usar mascarilla en lugares cerrados, dijeron este martes los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

“En áreas con transmisión sustancial y alta, los CDC recomiendan que las personas completamente vacunadas usen máscaras en lugares públicos cerrados”, dijo su directora, Rochelle Walensky, quien explicó que la medida es necesaria debido al aumento de los contagios causados por la variante Delta en todo el país.

Delta es la variante predominante en EE. UU. y en muchas partes del mundo, a diferencia de las cepas pasadas, la delta es al menos un 50% más contagiosa que la alfa y al menos dos veces más contagiosa que la cepa original.

Con las variantes anteriores, las personas vacunadas no pudieron transmitir la infección. Es preocupante que con la variante delta, haya grupos de casos de infección progresiva (infección entre personas vacunadas) en los que la persona puede transmitir la infección. 

Lo que sospechan los CDC es que algunas personas vacunadas pueden infectarse y tener cargas virales similares a las de las personas no vacunadas infectadas. Estos son casos raros ya que la mayoría de la transmisión, infección, hospitalizaciones y muertes ocurren entre los no vacunados, pero es lo suficientemente preocupante como para recomendar el uso de mascarillas entre los vacunados.

“Estos nuevos datos científicos son preocupantes y, lamentablemente, justifican una actualización de nuestra recomendación”, dijo.

Según los datos más recientes de los CDC, gran parte del sur de Estados Unidos experimenta una transmisión alta, mientras que zonas con altas tasas de vacunación del noreste del país exhiben una transmisión comunitaria moderada.

Los CDC recomiendan encarecidamente seguir fomentando la vacunación entre nuestras comunidades. La vacunación reduce la propagación y las posibilidades de hospitalización y muerte. Esta vacuna ha demostrado una eficacia del 90-95% con variantes precoces.

Se considera transmisión sustancial a entre 50 y 100 casos diarios por cada 100.000 habitantes durante un promedio de siete días, mientras que la transmisión alta implica más de 100 casos cada 100.000 personas sobre el mismo promedio.

Para detener la propagación de la variante Delta, los CDC recomendarán que las escuelas adopten la mascarilla universal, incluidos maestros, personal, estudiantes y visitantes, independientemente del estado de vacunación, agregó Walensky.

Dado que el porcentaje de personas no vacunadas sigue siendo obstinadamente alto, existe un mayor riesgo de aparición de variantes preocupantes que puedan eludir la protección de la vacuna.