El nuevo Kia EV6 está construido sobre la nueva plataforma E-GMP para vehículos eléctricos de Kia. Una de las grandes ventajas de esta arquitectura es que funciona a una tensión de 800 voltios, en lugar de los 400 voltios habituales de los automóviles eléctricos.

Esa superior tensión determina el diseño de muchos componentes eléctricos del automóvil y ofrece una ventaja sustancial en uno de los aspectos clave de un automóvil eléctrico: el tiempo de recarga.

1. Velocidad de carga

La tecnología de 800 voltios permite realizar cargas ultrarrápidas en cargadores de alta potencia. Con un cargador de 350 kW y una carga de alta velocidad de 800 V, la batería puede cargarse del 10 al 80% en sólo 18 minutos.

Esto supone una importante mejora respecto a la carga habitual de 400 V, que puede tardar entre 30 minutos y una hora en cargar la misma cantidad. Sólo 4,5 minutos de carga de alta potencia pueden proporcionar más de 100 kilómetros de autonomía.

Kia una opción segura de compra 2022 EV6

2. Reducción del peso

Al aumentar el voltaje se consigue incrementar la potencia, sin la necesidad de emplear un sistema de cableado y de conectores de mayor sección, que son más voluminosos y pesados.

3. Aprovechamiento de recursos

Un voltaje superior supone menos corriente y eso se traduce en un menor uso de cobre y de otros materiales en la construcción del coche.

4. Mayor retención de energía

El mayor voltaje permite usar una corriente más baja al cargar la batería, lo que reduce el calentamiento y permite una mejor retención de energía en el sistema. Esto se traduce en un mejor aprovechamiento efectivo de la energía que sale del cargador, reduciendo al máximo las pérdidas.

5. Aprovecha todo el potencial de los súper cargadores

Gracias a su tecnología de 800 voltios, el Kia EV6 puede aprovechar el máximo potencial de carga de los súper cargadores de 350 kW, los más potentes que existen en la actualidad.

6. Con sistema de carga múltiple

El EV6 incorpora, en primicia mundial, un sistema de carga múltiple de alta velocidad. Este sistema hace que el EV6 sea compatible tanto con la carga ultra rápida de 800 V, como con la más habitual carga rápida de 400 V, sin necesidad de ningún adaptador especial o cargador adicional instalado en el vehículo.

Cuando se conecta a un cargador de 800 V, la corriente llega directamente a la batería a velocidad ultra rápida. Cuando se conecta a un cargador de 400 V, el EV6 utiliza el motor del vehículo y el inversor para convertir la corriente de 400 V procedente de la estación de carga en 800 V, de modo que puede cargar la batería con la máxima tensión.

7. Viajar con neutralidad de emisiones de carbono

La red Ionity se abastece de energía 100% renovable, lo que significa que los conductores del EV6 podrán viajar, además de sin emisiones locales, con unas emisiones de carbono totalmente neutras.