En una reciente entrevista en el podcast “The Moment with Brian Koppelman”, el cineasta Quentin Tarantino dijo que mantiene una promesa de infancia contra su madre.

Durante su conversación con Koppelman, el ganador de dos Oscar admitió que su mamá no era una gran admiradora de su carrera y que de joven constantemente se metía en problemas con ella por escribir guiones de películas en vez de hacer sus tareas escolares.

Fue entonces cuando Tarantino mencionó un episodio en el que su madre, reprendiéndolo por su mal rendimiento escolar, le dijo que su carrera como escritor estaba acabada.

“Cuando me dijo eso de esa manera sarcástica, yo pensé: ‘Está bien, señora, cuando me convierta en un escritor exitoso, nunca verá un centavo de mi éxito. No hay casa para ti. No hay vacaciones para ti, ni Elvis Cadillac para mamá. No obtienes nada. Porque dijiste eso’”, dijo Tarantino en el podcast.

Cuando el presentador del podcast le preguntó si mantuvo su promesa, el director de “Django Unchained” respondió: “Sí. Sí. La ayudé con un problema con el Servicio de Rentas Internas. Pero nada de casa. Nada de Cadillac, nada de casa”.