En México y Estados Unidos, advierte Ecomista; sin embargo, comienza a declinar alza en gasolinas

SAN DIEGO.- La inflación se está extendiendo a más partes de la economía de Estados Unidos y México en 2021. 

“La inflación se está extendiendo a más partes de la economía de Estados Unidos y México en 2021”, señaló el doctor Alejandro Díaz-Bautista, economista internacional y profesor investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef). 

Es probable que la inflación sea más persistente y generalizada de lo que pronosticó la Reserva Federal en 2021, pronosticó.

El investigador afirmó que la inflación de los precios al consumidor (alza inmoderada en los precios de los productos y servicios) se mantuvo elevada en julio de 2021, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos. 

Podría estar en su  unto máximo

 No obstante indicó que las alzas de precios en Estados Unidos se moderaron el pasado mes de julio, lo que indica que la inflación puede haber alcanzado su punto máximo en América del Norte durante 2021.

“Pero es importante prestar atención”, advirtió Díaz Bautista, “ a otra tendencia económica: la propagación de precios más altos en más sectores de la economía en toda América del Norte”, . 

La inflación de los precios al consumidor se mantuvo elevada en julio de 2021, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, destacó el estudioso. 

Y comparó que los precios subieron un 5.4% respecto al 2020, sin cambios en comparación con junio del 2021.

Sin embargo, sobre una base mensual, dijo, “los precios subieron un 0.5% en julio, una desaceleración importante desde el crecimiento del 0.9% en junio y el ritmo más débil desde febrero”.

Los productos y servicios que resultaron más impactados 

Algunos de los principales impulsores de precios picos, continuó,  como los precios de los automóviles usados, disminuyeron el mes pasado, mientras que el costo de otros bienes, incluida la atención médica, la vivienda y los alimentos en las tiendas de comestibles y los restaurantes subieron los precios. 

La economía de Estados Unidos está impulsada por estímulos económicos, por lo que podemos decir que está en auge, recordó 

Datos preocupantes:

También subrayó que “la demanda está superando la capacidad de oferta de la economía, dados los impactos que la pandemia ha causado, como se evidencia en los cuellos de botella en la producción y la escasez de mano de obra en los Estados Unidos”. 

“La competencia (o demanda) por los trabajadores”, consideró el investigador del Colef, “está ejerciendo una presión al alza sobre los salarios, mientras que los bajos niveles récord de suministro de materias primas, los pedidos atrasados y los plazos de entrega extendidos están agregando más tensión a las cadenas de suministro en América del Norte”. 

“Aumentan los costos”

“Los costos, puntualizó, “están aumentando en toda la economía y la fortaleza de la demanda significa que las empresas tienen una sensación de mayor poder de fijación de precios”. 

El presidente Biden ha dejado en claro, agregó, que quiere que los estadounidenses tengan acceso a energía accesible y confiable, incluso para el que la abastece. 

Pero…Hay signos

positivos

Dentro de los signos positivos, dijo que los viajes aéreos se han recuperado en Estados Unidos y Europa tras el lanzamiento de las vacunas del Covid-19, pero los riesgos siguen siendo elevados para las aerolíneas golpeadas que intentan desesperadamente recuperarse de la pandemia mundial de 2020 y 2021. 

En el mismo sentido y por otra parte, otro dato positivo es que el promedio de un galón de gasolina regular vendido en autoservicio o a clienes al menudeo, cayó una decimal de centavo, quedando en un promedio de $4.34, cuando en semanas anteriores, el precio había estado ‘por los cielos’, aunque siguen estando muy altos.

De hecho, esta baja se ha observado en los últimos días y se esperaría que conforme se acerque el otoño y el invierno, los precios del combustible tiendan a estabilizarse.