Compendio SciCheck

Un epidemiólogo recomendó vacunarse contra el COVID-19 porque la evidencia sugiere que si una persona no vacunada contrae la variante delta tiene el “doble de probabilidades de requerir tratamiento en un hospital” en comparación con alguien con la variante alfa. Pero un video publicado en Facebook tergiversa el consejo para afirmar que lo que el experto dijo fue que las personas vacunadas tienen el doble de probabilidades de ser hospitalizadas.   

Historia Completa

Estudios indican que las vacunas disponibles en la actualidad son en gran parte eficaces contra la variante delta del virus que causa el COVID-19. Pero un video que circula en Facebook dice erróneamente lo contrario.  

El video es parte de una serie de transmisiones en línea de Jen DePice, una especialista en atención quiropráctica del área de Filadelfia, quien ha utilizado Facebook para abogar contra las vacunas. Otro video de la serie, por ejemplo, está anclado en la parte de arriba de la página de su organización con este mensaje: “¡SOLO DIGA NO…al pinchazo! ”.

El video que abordaremos aquí ha sido visto 48.000 veces y ha generado comentarios como, “Las mejores noticias ya que no me he VAC y no tengo planes de hacerlo”.  

En el video, DePice afirma que aquellos que han sido expuestos a la variante delta tienen “el doble de probabilidades de requerir hospitalización si se han vacunado”. 

No hay sustento para esta declaración y, como dijimos, hay  estudios que muestran que las vacunas contra el COVID-19 autorizadas en Estados Unidos son en gran parte efectivas contra de la variante delta. 

Aunque DePice dice que sus afirmaciones están basadas en una investigación “de Harvard”, no pudimos encontrar tal estudio, y ella no respondió a un mensaje en Facebook donde le pedimos más detalles.

Sin embargo, al parecer, DePice malinterpretó una entrevista con un profesor de la Universidad de Harvard.   

La publicación que acompaña al video tiene un enlace a una entrevista publicada por la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard con William Hanage, profesor asociado de epidemiología.  

En esa entrevista del 8 de julio, Hanage dijo (énfasis agregado) “la mayor virulencia de la variante delta significa que las personas no vacunadas que se infecten estarán más enfermas y que la presión en el sistema de cuidado de salud será mayor. La evidencia sugiere, por ejemplo, que una persona no vacunada infectada con delta tiene aproximadamente el doble de probabilidades de requerir tratamiento en un hospital que una persona infectada con la variante previamente dominante”.   

El punto que hace Hanage se sustenta en un estudio escocés publicado en junio que encontró que el riesgo de hospitalización es casi el doble para aquellos infectados con la variante delta comparado con aquellos infectados con la variante alfa, previamente dominante, pero los resultados eran preliminares. 

Como hemos explicado, todavía no se determina si la variante delta causa una enfermedad más grave que las otras versiones del virus. El 23 de julio, por ejemplo, el departamento de Salud Pública de Inglaterra publicó una evaluación que indica que la variante delta parecía aumentar el riesgo de hospitalizaciones en relación con la alfa, pero que había un nivel de confianza “bajo”al respecto.  

En lo que respecta a las afirmaciones de DePice, sin embargo, parece que ella ha malinterpretado lo que Hanage dijo sobre qué grupo tiene mayor riesgo de ser hospitalizado.   

DePice tampoco pudo comunicar lo que Hanage dijo en general sobre el valor de la vacunación contra el COVID-19. 

En la entrevista, Hanage claramente recomendó: “vacúnese si aún no lo ha hecho”. 

Hanage explicó que la alta transmisibilidad de la variante delta significa que el virus puede propagarse más rápido que la tasa de vacunación alrededor del mundo. Esta variante también parece producir cargas virales muy altas a principio de la infección, dijo, “lo que puede significar que es aún más infecciosa durante el período que las personas todavía no saben que están infectadas”.  

Un estudio de China, que todavía no ha sido revisado por pares, encontró que la carga viral de aquellos infectados con la variante delta era  1.000 veces más alta que la de aquellos que tuvieron la cepa original del virus.  

Hanage también hizo notar en la entrevista que la variante delta parece ser más capaz de causar “las llamadas infecciones en personas vacunadas”, pero, dijo que esas infecciones son “comparativamente leves”. 

En EE.UU., la variante delta representó el 83% de los casos del COVID-19 durante las dos semanas que terminaron el 17 de julio, según estimaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Y el 16 de julio, la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, dijo en una conferencia de prensa, que más del 97% de las personas que fueron hospitalizadas no estaban vacunadas.   

Como ya dijimos, las vacunas parecen ser efectivas contra la variante delta, pero varios estudios han enfatizado la importancia de recibir las dos dosis de la vacuna si son requeridas, como es el caso de las vacunas de Pfizer y Moderna.

Traducido por Marilú Meza. 

Nota del editor: El Proyecto de Vacunación/COVID-19 de SciCheck es posible gracias a una beca de la Robert Wood Johnson Foundation. La fundación no tiene control algunosobre las decisiones editoriales de FactCheck.org, y los puntos de vista expresados en nuestros artículos no reflejan necesariamente el punto de vista de la fundación. El objetivo del proyecto es aumentar el acceso a información precisa sobre el COVID-19 y las vacunas, y reducir el impacto de información errónea.