Se continúa dando a  los planteles educativos del condado, aunque aún persiste la instrucción virtual

SAN DIEGO.- Hay un sabio refrán que reza que no hay fecha que no se cumpla y tal parece ser el caso del gradual retorno de los estudiantes del condado de San Diego a un gradual, aunque lento, regreso a la instrucción personalizada o presencial.

Pese a la persistencia del COVID-19, a más de año y medio de que se identificó el fatal brote epidémico, el retorno a clases pareciera ser un indicio de mejora, pero ahora bajo la alerta de la llamada Variante Delta.

De hecho, desde el 12 de abril pasado, a un año de que el gobierno de California girara la orden de cierre de las escuelas debido a la propagación del brote epidémico, padres de familia y maestros de la escuela Lauderbach Elementary School retornaron al plantel.


Estar vacunado, requisito obligatorio, para los estudiantes de 12 años en adelante, si se quiere acceder a las aulas y el resto de las instalaciones escolares. Foto: Horacio Rentería/El Latino SD. 

Publicamos entonces que “se trataba, en realidad, de un día memorable para la Educación en el condado de San Diego, pues alumnos de diversas edades regresaban a sus planteles”, tras largos meses de permanecer en casa.

Regreso paulatino

Sin embargo, de entonces a la fecha y pese a la inquietud de maestros, padres de familia y los propios escolares por un brote que se ha extendido más tiempo de lo imaginado por ellos, han tenido que aceptar un regreso paulatino a las aulas y el resto de las instalaciones escolares.

Aunque oficialmentelos colegios comunitarios del condado de San Diego: San Diego City College, Chula Vista Southwestern College, San Diego Mesa College, San Diego Miramar College y San Diego College of Continuing Education, iniciaron sus clases de otoño (que comprenden del 23 de agosto al 14 de diciembre), la realidad es clara.

Más del 50%, en colegios, tienen la opción de la instrucción virtual

En este inicio, más del 50% de todos los estudiantes tomarían sus clases en forma remota o virtual, y escasamente, una cuarta parte (el 25% del alumnado), lo haría de manera personalizada o presencial, debido –entre otras cosas- que su plan y calendario de estudios les permite la educación a distancia.

No obstante, al igual que en todas las instituciones de educación de California, desde el Kindergarten hasta el Colegio o Universidad, para que los alumnos puedan recibir la instrucción presencial o personalizada, tendrán que hacerlo portando su mascarilla, midiéndose la temperatura a su llegada, conservando la distancia reglamentaria de 6 pies entre persona y persona, lavándose  las manos y en sí, cumpliendo con los requisitos establecidos por el Departamento de Salud de California para hacer frente a la pandemia.

Variación en fechas de regreso; condicionados a cumplir con protocolos

Vale hacer mención que desde el 10 agosto, más de 6 mil estudiantes regresaron a las preparatorias de Escondido, Orange Glen, San Pasqual y Valley High School, así como Del Lago Academy y Escondido Lago School.

El 30 lunes  de agosto lo hicieron los estudiantes de Mira Mesa High School, un plantel perteneciente al gigantezco Distrito Escolar Unificado de San Diego, pero en todos los casos se puso como condición que los estudiantes de 12 años en adelante, el personal (académico, administrativo y conserjes de los planteles) y los padres de familia cumplan con todos los protocolos establecidos por el Departamento de Salud de California. 

Pruebas de COVID-19 cada 7 y y 15 días

Por su parte, el Sistema de Universidades Estatales (al cual pertenece San Diego State University, SDSU), precisa que a partir del 27 de julio, todos los estudiantes, profesores-académicos (faculty) y personal (incluido empleados auxiliares) no tendrían acceso a las instalaciones si no se encuentran debidamente vacunados.

Vale hacer mención que el retorno oficial a SDSU (su primer día de clases), se dio el 23 de agosto, la condición es la misma: vacunarse vs. COVID-19 y se advirtió que de esa fecha al próximo 30 de septiembre, se harán pruebas cada 7 y 15 días a los estudiantes, basado en las condiciones fijadas por el Condado de San Diego.