En el condado de San Diego se registró una muerte por sobre dosis cada nueve horas a lo largo del año pasado, de acuerdo con cifras que proporcionó a El Latino la fiscalía de distrito.

A nivel nacional se registraron poco más de diez muertes cada hora por sobredosis, según cifras que dio a este diario el Centro federal para el Control de las Enfermedades (CDC).

Fueron 900 muertes en el condado de San Diego y hasta 93,000 muertes por sobredosis durante el 2020 en todo el país.

Sin embargo, pese a lo alarmantes de esos números, tanto autoridades locales como federales advierten que este año hay un incremento notable en comparación del año anterior por estas fechas.

Las cifras fueron proporcionadas en el marco del Día Internacional de Concientización sobre la Sobredosis, una fecha que impulsa la Administración para el Control de Drogas (DEA).

La fiscalía de distrito muestra un procedimiento con el que los paramédicos a veces logran salvar la vida de personas con sobredosis. Cortesía.

La fiscal de distrito en el condado de San Diego, Summer Stephan, informó que la mayoría de las muertes por sobredosis que se registraron el año pasado ocurrieron por consumo de fentanilo, y en segundo lugar por el consumo de metanfetaminas.

Jonathan Morales, padre de una joven que perdió la vida por sobredosis en San Diego el año pasado, exhortó a “tener mucho cuidado,  especialmente con el fentanilo, porque es muy popular y es muy fácil de conseguir, pero es muy peligrosa”.

El señor Morales dijo que su hija perdió la vida al consumir su primera y única dosis de fentanilo.

La fiscal Stephan instó por su parte a tomar conciencia de que cualquier droga ilegal que se adquiera en las calles puede conducir a que las personas que las consumen terminen en salas de urgencias o inclusive mueran.

Dijo que la fiscalía se enfoca en prevenir el consumo de drogas peligrosas y en procesar a los responsables.

De acuerdo con recientes informes de la DEA, ahora hay mayor riesgo porque la delincuencia ha estado mezclando el fentanilo con otras drogas. 

La DEA advierte que el fentanilo es 100 veces más potente que la morfina y hasta 50 veces más potente que la heroína.

Informaciones de autoridades federales combinadas indican que del 2015 al 2020 perecieron por sobredosis más de 300,000 estadunidenses, pero el año pasado registró el mayor aumento desde 1999, cuando las autoridades comenzaron a llevar las estadísticas.

Quienes más mueren por sobredosis son los jóvenes afroamericanos y los latinos, de acuerdo con estadísticas que acaba de actualizar The Commonwealth Fund.

 Entre el 2019 y el 2020 las muertes pro sobredosis entre jóvenes afroamericanos aumentaron en 45 por ciento, entre latinos en 42 por ciento y entre los jóvenes blancos o anglosajones en 24 por ciento.

 Las probabilidades de morir por sobredosis son casi del doble entre jóvenes de color que entre los anglosajones.

 El fondo informó que los hombres, los jóvenes y las comunidades negras, latinas o hispanas, indias americanas, nativas de Alaska y asiático-americanas reportaron los mayores aumentos proporcionales en comparación con 2019.

 Esa organización dijo sospechar que esos incrementos de muertes por sobredosis entre jóvenes de color se vincularon a la pandemia.