INGREDIENTES

Pechuga de pollo, 500 g

Curry molido, 5 g

Pimentón picante, 2 g

Cebolla dulce, 1

Jengibre fresco, 5 g

Dientes de ajo, 3

Laurel en hojas, 3

Canela en rama pequeña, 1

Semillas de mostaza amarilla o negra, 3 ml

Comino en grano, 3 g

Mango pequeño maduro, 1

Cúrcuma molida, 3 g

Leche de coco o nata de cocina, 250 ml

Pimienta negra molida

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Perejil o cilantro fresco

PROCEDIMIENTO

Secar con papel de cocina el pollo y retirar los posibles excesos de grasa. Cortar en piezas de un bocado y salpimentar. Calentar un poco de aceite de oliva en una buena sartén y añadir el pollo. Saltear a fuego vivo hasta que esté bien dorado. Agregar las especias para curry y el pimentón, dar un par de vueltas y retirar. Pelar el mango y chafar la pulpa o triturar, si no estuviera muy maduro.

Triturar con una picadora o procesador de alientos la cebolla con el jengibre pelado, los dientes de ajo y un poquito de agua. Limpiar la sartén del pollo, calentar un poco de aceite y echar el laurel, la canela, las semillas de mostaza y el comino. Dorar hasta que suelten su aroma, con cuidado de que no se quemen. Agregar la pasta de cebolla y cocinar, removiendo de vez en cuando, durante unos 12-15 minutos.

Retirar el laurel y la canela, echar el mango triturado, la cúrcuma y la leche de coco o nata. Mezclar bien y dejar reducir un par de minutos. Devolver el pollo, mezclar y salpimentar. Tapar y cocinar durante unos 5 minutos. Destapar y dejar reducir la salsa unos 10 minutos más a fuego suave.

Este pollo en salsa de mango al curry se puede servir recién hecho o dejar preparado con antelación, pues el sabor se acentúa pasadas unas horas. La mejor guarnición es un buen arroz largo aromático, para aprovechar bien la deliciosa salsa.

PROPIEDADES

Esta receta de pollo en salsa de mango al curry es un festival de sabores, fresco y ligero gracias a las notas afrutadas.

En la cocina, la experimentación y la fusión son puertas que nos llevan a un extenso universo de sensaciones. Colores, sabores, aromas y texturas que abren paso a la alegría de compartir un delicioso plato con nuestros seres queridos. El pollo en salsa de mango y curry es una receta perfecta para vivir esa experiencia. Una preparación que nos lleva a la India y su pasión por las especias que caracterizan su especial cocina. 

El pollo es una de las más populares fuentes de proteínas. Estos nutrientes ayudan a la formación y regeneración de todos los tejidos del organismo. Esos tejidos incluyen a los músculos. El mango, por su parte, es una fruta originaria de la India con múltiples propiedades nutricionales.  Contiene vitaminas A y C. La vitamina A ayuda al funcionamiento de la vista y del sistema inmune. La vitamina C ayuda a cicatrizar heridas, es antioxidante y reduce los síntomas de catarros y resfriados. Para terminar, el curry que posee propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas. Una combinación de ingredientes muy nutritiva.