En el distrito de la supervisora Nora Vargas más del 90 por ciento de los residentes ya se han vacunado completamente contra el Covid 19 y más del 99 por ciento se encuentran ahora con al menos la primera de dos dosis de la vacuna.

La supervisora, la primera mujer inmigrante, informó las cifras “con un redoble de tambores” en su cuenta de Twitter, porque su distrito se perfila para ser el primero que alcance a estar totalmente vacunado en el condado de San Diego.

El distrito de la supervisora, que incluye San Ysidro y Otay Mesa, fue el más impactado durante la peor etapa de la pandemia hasta ahora.

A finales del año pasado, los códigos postales de la zona conocida como Sur de la Bahía registraban los índices más elevados de contagios y de fallecimientos, cuando la supervisora Vargas inició su campaña que pidió a la comunidad apoyar a quienes tenían más dificultades para vacunarse.

Vargas orientó a superar los obstáculos del idioma, pues muchos residentes en su distrito solamente hablan español, y el de tecnología, pues muchos residentes, especialmente entre los de mayor edad, tenían dificultades para hacer citas por internet, muchos incluso carecen de teléfonos celulares.

Vargas desplegó con organizaciones civiles un programa de promotoras de la vacuna, que recorrieron el distrito 1 llamando de puerta en puerta para asegurarse de que los resientes tenóan la información adecuada y para apoyarles a hacer sus citas para acudir a vacunarse.

La supervisora Vargas consiguió al mismo tiempo que su distrito contara con el primer súper centro de vacunación en el condado, y posteriormente consiguió el tercero de esos súper centros también para el distrito 1.

El primer súper centro de vacunas se abrió en enero en las instalaciones que antes alojaban a la tienda Sears en Chula Vista, tenía capacidad para vacunar diariamente a 5,000 resientes mayores de 75 años de edad, la fase conocida como 1ª.

De los adultos mayores, la campaña pasó sucesivamente a las siguientes fases con residentes con edades cada vez más jóvenes. 

Vargas enfatizó la información sobre el Covid 19 y las vacunas basada en la ciencia, y con explicación sencilla a los resientes, con lo que consiguió erradicar la desinformación que ha llevado a residentes a desconfiar de las vacunas.

El distrito, o Sur de la Bahía, pasó bajo el liderazgo de la supervisora Nora Vargas de ser la zona más impactada por el Covid 19 en el condado de San Diego a convertirse en una de las regiones más vacunadas. 

El 99.2 por ciento de todos los residentes mayores de 11 años de edad tienen ahora por lo menos una vacuna en el distrito de Vargas, y el 90.2 por ciento ya se encuentra completamente vacunado.

Nora Vargas, vicepresidente del consejo de supervisores, dice esperar que pronto todo el condado de San Diego se encuentre vacunado al cien por ciento.

Al cierre de esta edición de El Latino se habían registrado 528 contagios en solo 24 horas, pero en el distrito 1 de la supervisora Vargas lo contagios son cada vez menos frecuentes. 

Vargas ahora se enfoca en superar el impacto económico que ha tenido la pandemia en el distrito que representa.