En su primera declaración en video de Instagram desde el arreglo ordenado por la corte el 12 de noviembre, la cantante dijo que el movimiento comunicó la noticia de su situación al público y “dio una conciencia a todos ellos”.

“El movimiento #FreeBritney… ustedes son lo máximo”, dijo Spears. “Honestamente, mi voz estuvo silenciada y amenazada durante tanto tiempo, y no fui capaz de hablar o decir nada… Sinceramente, creo que me han salvado la vida, en cierto modo. Al cien por cien”.