El señor Sergio Villa platicó a El Latino que para este Día de Acción de Gracias tendrá que quedarse en su casa en Chula Vista porque los altos precios de la gasolina le impiden viajar.

“Está muy caro todo y si a eso le agregamos lo caro de la gasolina, pues ya no costea viajar”, comentó el señor jubilado, tras 30 años de trabajar en construcción.

Don Sergio platicó mientras compraba gasolina en uno de los expendios más baratos en Chula Vista, de acuerdo con el localizador GasBuddy. Encontró el combustible en $4.27 por galón sin lo paga en efectivo, apenas el oeste de la estatal 805 sobre la Calle Main.

“Aunque no viaje uno, tiene que buscar los mejores precios, porque la verdad está muy cara la gasolina”, dijo.

De acuerdo con la Asociación Americana de Automovilistas (AAA), el precio promedio del combustible regular en el estado de California era el martes de $4.70 dólares por galón, pero el precio varía según el lugar de venta.

El Club de Automovilistas del Sur de California espera que 4.4 millones de residentes de la región viaje por lo menos 50 millas este Día de Acción de Gracias.

“Yo tengo mis dudas sobre eso”, dijo el señor Luis González, gerente de la misma gasolinera donde compraba el señor Villa.

El administrador explicó que ese expendio ha registrado un repunte en ventas de combustible “pero no por la cercanía del Día de Acción de Gracias, sino por la reapertura de la frontera”.

La gasolinera se ubica a solo unas millas al norte de Tijuana, precisamente en el sentido que lleva a la frontera. 

“Vendemos más barato porque somos una gasolinera independiente, el dueño tiene el derecho de vender al precio que quiera, no al que le impongan las grandes corporaciones”, dijo el administrador González. 

Dijo que el propietario ha elegido vender más barato, recortar ganancias, pero, con ese ahorro, ayudar a los consumidores y ganar clientes. 

De acuerdo con ubicaciones de la AAA, el precio del combustible en California es el más alto en años, pero en algunas gasolineras en carreteras alejadas de centros urbanos, es donde el combustible se vende más caro. 

Hay gasolineras en el Valle de San Joaquín con precios que pasan de los $6.50 por galón, y rumbo a San Francisco algunos lugares llegan a los $7.70 por galón.

El presidente Joe Biden ordenó liberar al mercado 50 millones de galones de gasolina de la reserva estratégica nacional para bajar los precios y que los estadunidenses como el señor Villa en Chula Vista puedan viajar este Día de Acción de Gracias y en las fechas decembrinas.

Sin embargo, la reducción de precios llegará tarde para que alcance a los consumidores promedio.

“La verdad, sería muy caro viajar este Día de Acción de Gracias; está muy cara la gasolina, y el peligro del virus todavía no ha terminado”, dijo el señor Villa.